Aun herido por un ataque al barco de guerra 'Amethyst' el que viajaba, protegió la comida, permitiendo así que la tripulación sobreviviera

La Marina británica homenajea al gato Simon por su mano con las ratas y salvar vidas

Tras un ataque del régimen comunista chino al buque en el año 1949

La Marina británica homenajea al gato Simon por su mano con las ratas y salvar vidas
El gato Simon Captura

Oficiales de la Marina británica depositaron una corona de flores en su tumba, en el cementerio animal de Ilford (noreste de Londres)

La Marina británica homenajeó este viernes 28 de noviembre de 2014 al gato Simon, cuando se cumplen 65 años de su muerte, por salvar en 1949 la vida de varios soldados de guerra británico «Amethyst», en el río Yangtsé.

A pesar de haber sido herido por la metralla en el ataque al barco, Simon protegió la comida almacenada en él de una posible infección al mantener a raya a las ratas, lo que ayudó a que parte de la tripulación sobreviviese, informó la agencia local PA.

CORONA DE FLORES

Oficiales de la Marina británica depositaron este viernes una corona de flores en la tumba de Simon en el cementerio animal de Ilford (noreste de Londres).

El gato más distinguido de esta rama de las Fuerzas Armadas ha recibido anteriormente la medalla «PDSA Dickin», otorgada por una organización benéfica en favor de los animales, por su rol en el asedio naval. Este reconocimiento, el mayor honor que puede recibir un animal en la Marina, es el equivalente a la Cruz Victoria que se da a los soldados por sus méritos y Simon es el único felino en haber sido reconocido con la medalla militar.

101 días de asedio, 17 muertos

En el asedio al buque británico en el río Yangtsé, que se prolongó durante 101 días, murieron 17 soldados del Reino Unido a manos del régimen comunista y el resto de la tripulación consiguió escapar oculta en el barco, con las pocas provisiones que quedaban.

El barco arribó a puerto británico el 1 de noviembre de 1949 y pocas semanas después Simon murió por las heridas que le causó la metralla.

El director general de la organización benéfica PSDA, Jan McLoughlin, ha destacado que

«el hecho de que todavía se recuerde a Simon es una prueba de su bravura y devoción por el deber».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído