El expresidente obtiene el 65 % de los votos

Nicolas Sarkozy arrolla en las primarias y se hace con el liderazgo de la derecha francesa

A pesar de su éxito, le será complicado acallar las tensiones entre las familias de la UMP

Nicolas Sarkozy arrolla en las primarias y se hace con el liderazgo de la derecha francesa
Nicolas Sarkozy, con Carla Bruni. EP

Una vez instalado en la presidencia de la UMP, el verdadero reto de Sarkozy es triunfar en 2016 en las primarias para las presidenciales

Nicolas Sarkozy dio este sábado un paso clave en su pretendida reconquista del Elíseo, pero su éxito, aunque arrollador, fue inferior al esperado.

Los 268.000 militantes con derecho a voto de su partido, la dividida y arruinada derecha de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), eligieron por vía electrónica entre tres aspirantes al nuevo presidente de la formación. El exjefe del Estado (2007-2012) ganó con el 64,5% de los votos emitidos.

Arranca así otra doble batalla de largo recorrido. Una contra los rivales que le disputan la candidatura de la UMP a la presidencia de Francia en 2017, con el exprimer ministro y actual alcalde de Burdeos, Alain Juppé, a la cabeza.

Y la segunda, frente a la decena de casos de corrupción en los que está involucrado directa o indirectamente.Tras Sarkozy, quedó Bruno Le Maire, ministro durante la presidencia de aquel (2007-2012), que consiguió un 29,18 % de los sufragios de los militantes de la Unión por un Movimiento Popular (UMP). En tercer lugar se situó el también exministro Hervé Mariton, con un 6,32%.

La participación final en esta votación, que se desarrolló mayoritariamente por internet, fue del 58,1 % entre los 268.341 militantes que estaban registrados.

El secretario general de la UMP, Luc Chatel, subrayó que con esta jornada «se abre una nueva era para nuestra familia política», que ha vivido «un proceso electoral totalmente transparente».

Una vez instalado en la presidencia de la UMP, el verdadero reto de Sarkozy es triunfar en 2016 en las primarias para las presidenciales que tanto el partido como él mismo han prometido organizar de forma abierta.

Unas primarias que tendrá que disputar con otros pesos pesados de la formación conservadora que ya han mostrado sus ambiciones, en particular los antiguos primeros ministros Alain Juppé y François Fillon.

Juppé, en una primera reacción a los resultados, dijo que lo que espera ahora de Sarkozy es «que una» y también que calme la situación:

«A él le corresponde tomar la iniciativa».

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído