El Gobierno griego se estrena con tres superministerios económicos

Syriza: Con el populismo a cuestas

Yanis Dragasakis, autor del programa económico de Syriza, asume la vicepresidencia y será responsable de negociar con UE y FMI

Syriza: Con el populismo a cuestas
Alexis Tsipras celebrándolo AFP

Yanis Varoufakis, ideólogo económico de Syriza y ministro de Finanzas, cree preciso un ‘New Deal’ frente a la crisis

Ha empezado con buen pie Alexis Tsipras, pero la clave no es cómo se inicia sino cómo se concluye. Y no pinta bien la cosa para Grecia.

Antes de nada, quitarse el sombrero ante la celeridad con la que se ha puesto a la tarea el líder de Syriza. En apenas 48 horas, se ha buscado unos aliados muy de derechas pero tan euroescépticos como él, ha asumido como primer ministro y ha formado Gobierno.

Que al frente de las carteras no figure una sola mujer, me parece irrelevante. Más simbólico resulta que haya reducido los ministerios a la mitad.

Si detrás de esa decisión estuviera la voluntad de recortar el elefantiásico e incompetente entramado estatal, merecería Tsipras un aplauso, pero me temo que no van por ahí cosas.

El nuevo Gabinete se reunirá este miércoles y entre las medidas que adoptará está subir el salario mínimo a 580 a 751 euros -en España que tiene una renta per cápita 25% más alta está en 648 euros-, restablecer los convenios sindicales, no acogotar a los que arrastran deudas con Hacienda, dar electricidad gratis a 300.000 hogares pobres y reabrir la antigua televisión pública, con la plantilla anterior, que eran casi 3.000 empleados.

No quiero ser aguafiestas, pero conviene subrayar que los griegos viven en la penuria por sus culpas y que el único inconveniente que tiene despilfarrar con la tarjeta de crédito, es que a final de mes llegan las facturas.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído