El primer ministro griego presentó en el Parlamento heleno su programa de Gobierno, un plan de choque escalonado de medidas

Tsipras dice ahora que quiere pagar la deuda, y promete el oro y el moro para los más necesitados

El mandatario indicó que el gobierno "no quiere una extensión del programa de ayuda (que expira el 28 de febrero), sino un programa-puente" hasta junio

Tsipras dice ahora que quiere pagar la deuda, y promete el oro y el moro para los más necesitados
Alexis Tsipras, líder de Syriza. GR

Ayuda alimentaria, electricidad gratuita y pleno acceso a la sanidad de los más castigados por al crisis

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, afirmó este domingo 9 de febrero de 2015 que su gobierno quiere cumplir con su deuda, y pidió un «programa-puente» que le permita negociar con sus socios europeos una reestructuración de dicha deuda.

El recién elegido primer ministro griego presentó este domingo en el Parlamento heleno su programa de Gobierno, un plan de choque escalonado de medidas que espera sirvan para que los socios europeos concedan a Grecia un crédito puente hasta la firma de un acuerdo de reformas definitivo.

«Grecia quiere cumplir con su deuda. Si nuestros socios quieren, están invitados a venir a la mesa de negociaciones para hablar de la forma de hacerla viable», dijo Tsipras ante el Parlamento griego, en un discurso de política general.

El mandatario indicó que el gobierno «no quiere una extensión del programa de ayuda (que expira el 28 de febrero), sino un programa-puente» hasta junio, para poder presentar y negociar todas sus propuestas.

«El nuevo gobierno no tiene derecho a pedir una prolongación del plan de rescate. El pueblo griego nos dio el mandato de terminar con el desastroso programa de austeridad» aparejado a la asistencia financiera exterior, explicó. «Queremos un nuevo acuerdo, un programa-puente que nos dé el espacio fiscal que requiere una negoicación sincera»,

añadió.

Después de dos planes de rescate de un total de 240.000 millones de euros y una quita parcial en 2012, la deuda pública griega asciende a alrededor del 175% del PIB.

Cuestión de honor y respeto

Tsipras, líder del partido de izquierda radical Syriza, manifestó también que la «decisión inquebrantable del gobierno consiste en cumplir con todas sus promesas preelectorales», lo cual «es una cuestión de honor y respeto». En ese sentido, anunció «el restablecimiento gradual del sueldo mínimo a 750 euros» mensuales de aquí a 2016. Actualmente, el sueldo mínimo está en 586 euros mensuales.

Tsipras anunció también en su discurso que se reabrirá por vía legislativa la cadena pública ERT, cerrada abruptamente en junio de 2013 por el anterior gobierno, para ahorrar dinero.

ERT había sido reemplazada por una cadena con menos medios, DT, durante ocho meses, a la que le sucedió el pasado verano la cadena NERIT, de mejor calidad.

Un plan para los más castigados por la crisis
Asimismo, el primer ministro griego anunció un programa de ayuda inmediata para hacer frente a la crisis humanitaria y la recontratación de los empleados públicos que fueron despedidos injustamente.

AYUDA A LOS MÁS CASTIGADOS

Las primeras medidas a partir del miércoles incluirán Ayuda alimentaria, electricidad gratuita y pleno acceso a la sanidad de los más castigados por al crisis, dijo Tsipras al presentar su programa de Gobierno en el Parlamento. Entre ellas destaca afrontar urgentemente, en un plan de choque de seis meses de duración, la crisis humana que vive el país. «Daremos comida, luz, techo y sanidad a las miles de familias que pasan hambre y viven a oscuras», dijo. También reiteró que se hará efectiva la subida del sueldo mínimo de los 586 euros actuales a los 751 euros de antes de la crisis, si bien de manera progresiva hasta 2016.

Además, añadió, regresarán a sus puestos de trabajo las personas cuyos despidos violaron la leyes, como las limpiadoras ministeriales, los guardias escolares, y los funcionarios de las universidades.

Este plan que, según lo calculado por el Gobierno costaría unos 2.000 millones de euros y sería financiado mediante una mejor lucha contra la evasión fiscal, es una de las principales promesas del nuevo Gobierno.

«Sin reformas del Estado, no conseguiríamos nada, ni con el mejor acuerdo para la deuda», subrayó al comienzo de una larga enumeración de los planes que acometerá el Gobierno, entre los que recalcó como máxima prioridad la lucha contra el clientelismo y la corrupción.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído