Los manifestantes protestan ante el nuevo edificio en Fráncfort

Bestiales disturbios y 350 facinerosos detenidos en la inauguración en Alemania de la sede del BCE

Mario Draghi: "No ofrecen soluciones a los retos actuales"

Debía ser un gran día para el Banco Central Europeo (BCE), pero se ha convertido en una batalla campal.

La inauguración de la nueva sede del Eurobanco en Fráncfort, cuyo coste asciende a 1.200 millones de euros, ha quedado empañada por los disturbios.

La policía de la ciudad ha informado en su Twitter de la detención de 350 personas por alteración del orden público, de los que han quedado arrestados 16.Los manifestantes, algunos encapuchados, lanzaron piedras, levantaron barricadas y bloquearon varias calles con contenedores de basura y neumáticos ardiendo en el centro de la capital financiera alemana.

Al menos siete coches de policías ardieron y hay docenas de heridos. El presidente del BCE, Mario Draghi, considera el nuevo edificio un símbolo de «lo mejor que Europa puede lograr junta».

Nada más comenzar su discurso pasadas las once y media de la mañana, Draghi se refirió a los que se manifiestan en las calles de Fráncfort.

«Dicen que Europa está haciendo demasiado poco. Otros, como los populistas, dicen en cambio que está haciendo demasiado. Pero ninguno de los dos ofrece soluciones a los retos que tenemos hoy».

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído