El director de opinión del Financial Times, Martin Wolf

Los seis mitos sobre la crisis de Grecia que obstaculizan un final feliz

Los seis mitos sobre la crisis de Grecia que obstaculizan un final feliz
Pablo Iglesias y Alexis Tsipras. PD

Son muchas las hipótesis que se han planteado sobre las causas y consecuencias de la crisis de Grecia: los griegos han engañado todo lo que han podido, Alemania ha intentado beneficiar a sus bancos y empresas, Grecia estaría mucho mejor con el dracma, la Eurozona sería mucho más fuerte sin Grecia, etc.

El director de opinión del Financial Times, Martin Wolf, cree que dentro de estas hipótesis hay más mitos que realidades:

  1. -La salida de Grecia del euro sería buena para la Eurozona: una vez que un país se adhiere al euro este proceso es irreversible. Si finalmente Grecia abandona la moneda única esta irrevocabilidad desaparecería, cada crisis dentro de la Eurozona se vería intensificada por las especulaciones de abandono de cualquier otro país.
  2. -La salida de Grecia ayudaría a Grecia: existe la creencia en algunos sectores del país heleno de que la vuelta al dracma supondría iniciar un nuevo camino exento de dolor. Lo cierto, según explica Wolf, es que una vuelta al dracma supondría controles sobre los capitales, impagos, fin de la inversión extranjera en el corto plazo y más turbulencias políticas.
  3. -La situación actual es culpa de Grecia: nadie obligó a los acreedores helenos a prestar dinero a Grecia. Primero fueron los prestamistas privados. Ahora ha sido el sector público el que ha decidido quitar ese peso a los bancos privados para quedarse con la deuda helena. Wolf explica que los prestamistas estúpidos son los que pierden el dinero, esto es lo que puede suceder con Grecia.
  4. -Grecia no ha hecho nada por mejorar: El Gobierno heleno ha ajustado su presupuesto un 12% sobre el PIB en los últimos años para logar el superávit primario que tanto se reclamaba desde las instituciones internacionales. La balanza por cuenta corriente ha pasado de un déficit del 14,9% sobre el PIB en 2008 a un pequeño superávit en los últimos años. Estos son grandes ajustes que ya se han hecho, explica el director de opinión del Financial Times.
  5. -Grecia devolverá toda la deuda: este mito se expande por la negativa de los acreedores a reconocer las pérdidas. Grecia no puede dedicar las próximas décadas a pagar montañas de deudas y préstamos que nunca se deberían haber hecho. El perdón de la deuda tiene que ser primordial, no sólo por Grecia, sino porque montañas de deuda cubren varios países de la Eurozona, que pronto tendrán que ser reestructuradas.
  6. -Un impago de la deuda debe suponer la salida de Grecia: este es el sexto y último mito. Si Grecia impaga debe salir del euro y crear su propia moneda, el BCE debería dejar de actuar como prestamista de última instancia con los bancos griegos. Está claro que BCE no debería prestar dinero a los bancos insolventes, pero habría que buscar formulas alternativas para que Grecia siguiera dentro del euro y sus bancos dentro del Eurosistema. Al igual que la Reserva Federal sigue apoyando a los bancos de Detroit después de la quiebra de la ciudad.

Wolf cree que todos estos mitos están impidiendo que se dé una solución satisfactoria a la crisis de Grecia. Un buen comienzo debería ir encaminado por un acuerdo en el que se permita a Grecia una reducción o reestructuración de su deuda a cambio de finalizar las reformas.

Si no se llega a un acuerdo, Wolf cree que el desenlace menos malo sería aceptar la realidad, que Grecia impagara la deuda y dejar al país heleno elegir qué hacer. Sin duda, esta opción es mala, pero ¿quién confía hoy en que se pueda alcanzar un acuerdo mejor?.

Te puede interesar

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído