La UE exige a cambio de un tercer rescate endurecer la reforma laboral y de pensiones y crear un fondo de privatizaciones

La rendición incondicional de Tsipras permite a la Unión Europea cerrar un acuerdo sobre Grecia

Entre las condiciones impuestas por Europa al Gobierno de Syriza condiciones esta crear un fondo de venta de activos públicos bajo la tutela de la UE, que sirva de aval

La rendición incondicional de Tsipras permite a la Unión Europea cerrar un acuerdo sobre Grecia
El francés François Hollande, el griego Alexis Tsipras y la alemana Angela Merkel, en Bruselas. EP

Atenas acepta las condiciones que le ponen lo acreedores a cambio de una ayuda que ascenderá a 50.000 millones en tres años

Tras seis meses de impostura, faroleo, insultos, mentiras y mucho desafío, Alexis Tsipras y los popes izquierdistas griegos se han rendido sin condiciones.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha anunciado a primera hora de la mañana de este 13 de julio de 2015 que los líderes de la eurozona han alcanzado «un acuerdo unánime» para iniciar las negociaciones para el tercer rescate en favor de Grecia (El Ibex 35 recibe con una subida del 1,3% el acuerdo con Grecia).

El Gobierno de Syriza Atenas acepta, por tanto, las condiciones que le ponen los acreedores a cambio de una ayuda que ascenderá a 50.000 millones en tres años (Los líderes del euro logran un acuerdo sobre el futuro de Grecia).

Esas condiciones incluyen, a modo de aval, crear un fondo de venta de activos públicos bajo la tutela de la UE.

Tusk lo ha anunciado en un mensaje en la red social Twitter:

El acuerdo se ha logrado tras 16 horas de cumbre y pese a que Europa decretó este domingo nuevas dosis de dureza para Grecia; una pequeña venganza tras el referéndum de hace ocho días,que en Bruselas se interpretó como una afrenta.

Los socios exigen a Atenas que apruebe leyes en las próximas 48 horas, obligan a endurecer las medidas prioritarias ofrecidas a cambio del rescate -unos 50.000 millones en tres años- y reclaman crear un fondo de venta de activos públicos bajo la tutela de la UE. Atenas acepta, por tanto, prácticamente el 100% de las exigencias.

El acuerdo prevé también medidas para paliar las necesidades más urgentes y para reabrir los bancos cuanto antes. No obstante, el acuerdo no será fácil de vender en Grecia e incluso podría llevarse por delante al primer ministro griego, Alexis Tsipras (Es el colapso de China y no el corralito de Grecia lo que amenaza el crecimiento de las economías occidentales).

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído