"Comencé a decirme que iba a tener que matarla o me mataría ella"

Lo viola su casera transexual durante unas vacaciones de pesadilla en Madrid con Airbnb

El joven turista estadounidense Jacob López, de 19 años, asiste a una terapia para superar el trauma

Jacob López, de 19 años, acudió a la plataforma de economía colaborativa Airbnb el pasado mes de julio buscando una habitación barata en Madrid, y prometiéndoselas muy felices.

No era la primera vez que usaba este servicio, creado en 2008 y donde los usuarios ofrecen alojamiento en su domicilio a cambio de asequibles compensaciones económicas… y no se imaginaba la pesadilla que le esperaba.

Tal y como da cuenta ‘The New York Times‘, que se hace eco del blog ‘Boston.com‘, la ‘anfitriona’ cerró la puerta con llave en cuanto entraron al domicilio.

ENCERRADO EN LA HABITACIÓN

A continuación, se abalanzó sobre él y trató de besarle. El rechazo del viajero hizo que ella montase en cólera, ordenándole con aires amenazantes que se bajase los pantalones. Jacob continuó negándose y terminó encerrado en una habitación, escuchando cómo su presunta asaltante jugaba con unos cuchillos en la cocina.

«Comencé a decirme que iba a tener que matarla o me mataría ella»,

relata, rememorando su terrible experiencia.

PIDIÓ AUXILIO A SU MADRE

El joven, aterrado, usó su móvil para pedir auxilio a su madre. Y aunque ésta contactó con Airbnb, los operadores telefónicos de la plataforma se negaron a proporcionarle la dirección del lugar en que se encontraba su hijo, limitándose a facilitarle un teléfono de la policía local que resultó no estar operativo.

Jacob asegura que no tuvo más remedio que someterse a la agresión sexual; y que sólo pudo huir contando que se había citado con otras personas y que éstas alertarían a las autoridades si no se presentaba.

El chico, de sólo 19 años, ya está de vuelta en casa; pero asiste a una terapia para superar el trauma. La mujer señala que el acto sexual fue consentido y que Jacob es transfóbico, dado que ella es transexual.

Los responsables de Airbnb subrayan que se trata de un caso aislado, único entre los 70.000 gestionados en España a través de la plataforma durante ese mismo fin de semana, el del 4 de julio.

Al mismo tiempo, reconocen que están revisando sus protocolos de seguridad para proteger a los usuarios con la mayor eficacia posible.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído