La cumbre de ministros de Interior encalla por la resistencia de los países del Este

Fracaso en la UE: Termina sin acuerdo la reunión de ministros sobre el reparto de refugiados

Fracaso en la UE: Termina sin acuerdo la reunión de ministros sobre el reparto de refugiados
Refugiados sirios, iraquíes y afganos en la Unión Europea. EP

Los ministros de Interior de la UE no han logrado este 14 de septiembre de 2015 un acuerdo sobre el reparto de 120.000 refugiados llegados a Hungría, Grecia e Italia, por lo que solo se publicará una declaración de la presidencia de turno luxemburguesa y se retrasará la decisión al 8 de octubre, según han informado fuentes europeas a la agencia Efe.

El ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha explicado poco antes del término del encuentro que había una serie de países que tenían problemas con el carácter obligatorio del mecanismo de reparto.

Esto lo han confirmado fuentes europeas a la agencia Efe, que han explicado que ha sido la oposición de varios países lo que ha frustrado finalmente el acuerdo político, por lo que la discusión deberá continuar en octubre, sobre la base de una declaración pactada entre los países que sí se han mostrado favorables. La decisión final puede tomarse por mayoría cualificada, aunque para cerrar el acuerdo político en esta ocasión era necesaria la unanimidad.

«España no ha planteado ninguna reserva a la propuesta para reubicar a 120.000 refugiados, incluso con los criterios de asignación para cada uno de los Estados miembros», ha indicado el ministro a la prensa en Bruselas, en un receso de la reunión a Veintiocho. Para que este principio de acuerdo tenga el peso de unas conclusiones del Consejo es necesario «unanimidad» de los ministros, «pero hay algunos países que tienen reservas con la obligatoriedad de esa reubicación», ha explicado Fernández Díaz, sin dar más detalles sobre los países reticentes.

«España, desde el primer momento, ha mantenido una actitud constructiva, positiva, solidaria y responsable», ha recalcado el ministro español, para después recordar que el gobierno acepta la cuota de cerca de 15.000 refugiados que le asignó en este programa la Comisión Europea.

EL PLAN DE BERLÍN Y PARÍS

Durante un receso de la reunión de los 28, el ministro de Interior alemán, Thomas de Maiziere, y su colega francés, Bernard Cazeneuve, habían anunciado un acuerdo general «de base» para la reubicación en los Estados miembros de hasta 160.000 demandantes de asilo llegados inicialmente a Italia, Grecia y Hungría. «Hay un acuerdo político de base para la reubicación de 160.000 (refugiados)», ha anunciado Maiziere en una rueda de prensa ofrecida en un receso del consejo de ministros de Interior de la UE que aborda este asunto en Bruselas.

Cazeneuve ha dejado claro que «no será posible asegurar la sostenibilidad a largo plazo» de este mecanismo de solidaridad sin un sistema «potente y eficaz» para el control de las fronteras exteriores de la UE y que la agencia europea para el control de fronteras (Frontex) cuente con más medios y mandato para agilizar la repatriación de los inmigrantes económicos en condición irregular.

La puesta en marcha de centros de registro de los refugiados en Italia y Grecia es también un requisito clave para iniciar la reubicación de los inmigrantes con derecho a protección internacional, advierten París y Berlín.

SIN CUOTAS DEFINITIVAS

En ese principio de acuerdo que habían anunciado no se aclaraba cuál sería el reparto de las cuotas de acogida por Estados miembros, ni ofrece un calendario para la reubicación. Los ministros de Interior tienen su próxima reunión prevista para el 8 de octubre en Luxemburgo, momento en el que podrían concretar estos elementos.

Parte de las 160.000 plazas anunciadas por Alemania y Francia están ya confirmadas, sin embargo, gracias al visto bueno formal de los ministros al primer programa presentado en mayo por la Comisión Europea.

Bruselas pidió entonces a los gobiernos europeos que acogieran a 40.000 demandantes de asilo llegados a Italia y Grecia y los Estados miembros han respondido con compromisos concretos para acoger, de momento, a algo más de 32.000. España ha aceptado recibir a 1.300 refugiados de este programa, frente a los 4.288 que le pidió el Ejecutivo comunitario. Los ministros aseguran que completarán el objetivo de las 40.000 plazas «antes de que concluya el año».

En cuanto al acuerdo «de base» afecta más en concreto al segundo plan presentado por el Ejecutivo de Jean-Claude Juncker y que plantea reubicar a 120.000 demandantes de asilo, que se sumarían a los 40.000 primeros. En este caso, Bruselas planteó que España reciba a 15.000 personas y el Gobierno ya ha dicho que aceptará dicha cuota.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído