Alerta en La Junquera tras la advertencia de las autoridades francesas

La Policía española busca un Citroen Xsara negro en el que podría viajar Salah Abdeslam

La Policía española busca un Citroen Xsara negro en el que podría viajar Salah Abdeslam
El terrorista islámico Salah Abdeslam y uno de los AK-47. PD

La Policía francesa trabaja a destajo para capturar a Salah Abdeslam, el octavo terrorista huido que presuntamente participó en los ataques de París el pasado día 13, así como al supuesto cerebro de la matanza, Abdelhamid Abaaoud.

Sobre el primero, francés de 26 años, pesa una orden de búsqueda internacional y se sospecha que podría viajar a los países colindantes.

Ante la posibilidad de que el presunto terrorista entre en España, las Fuerzas de Seguridad españolas han extremado este 18 de noviembre de 2015 las precauciones.

La Dirección Adjunta Operativa de la Policía Nacional (DAO) ha emitido una nota con fecha 17 de noviembre a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL en la que informa al Centro de Cooperación Policial y Aduanero (CCPA) de La Junquera de la advertencia de las autoridades francesas sobre el posible paso por puestos fronterizos de un vehículo en cuyo interior podría viajar Salah Abdeslam.

Se trata de un vehículo «marca Citroen modelo Xsara». «En el interior podría viajar Abdeslam Salah, autor de los recientes atentados en París», reza la nota, que especifica además la matrícula del coche que se sospecha que puede haber sido

La Ertzaintza ya fue advertida el pasado domingo de que el presunto terrorista podía utilizar el paso fronterizo de Hendaya, en el lado opuesto a La Junquera en la frontera con Francia, para llegar a España.

La Policía vasca urgía entonces a llevar a cabo una «vigilancia discreta» por tratarse de un «individuo peligroso» e indicaba: «En caso de localización extremar precauciones».
Visto cerca del estadio de Bruselas

Abdeslam podía haber sido trasladado hasta el estadio Rey Balduino de Bruselas, donde este martes debía jugarse el partido amistoso entre Bélgica y España, según el testimonio de uno de los detenidos en la redada en el barrio bruselense de Molenbeek. Otros testigos sitúan al sospechoso en las inmediaciones del estadio, donde finalmente no tuvo lugar el encuentro por razones de seguridad.

La imagen con el rostro del fugitivo fue distribuido por las autoridades galas en busca de cualquier tipo de colaboración para dar con él.

Este martes, comenzó a circular un vídeo -grabado supuestamente por una cámara de seguridad- en el que se ve al joven pasear justo por delante del restaurante Le Carillon apenas 24 horas antes de la masacre.

Abdeslam llega a mirar a la cámara y le dedica una medio sonrisa. Sin embargo, la autenticidad de dicho vídeo ha sido puesta en entredicho.

Salah Abdeslam es el único de los terroristas que falta por localizar. De él se sabe que alquiló el Volkswagen Polo que utilizó el comando que actuó en la sala Bataclan. Los otros siete yihadistas murieron en los ataques.

Entre ellos se encontraba uno de sus hermanos, Ibrahim Abdeslam, de 31 años, que se inmoló con su chaleco de explosivos en el Boulevard Voltaire, después de haber participado en los tiroteos previos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído