Se disparan las dudas en Gran Bretaña

Efecto Brexit: la libra esterlina se desploma y su volatilidad crece a 17 días del referéndum

Los partidarios de decir 'adiós' a Bruselas ganan terreno

Entre un 43% y un 45% de los votantes están ya a favor de salir del bloque

La libra se dejaba al comienzo del lunes 6 de junio de 2016 buena parte de su valor contra las principales divisas y tocaba así el mínimo de las últimas tres semanas ante el miedo creciente en el mercado a que los británicos decidan salir de la Unión Europea en el referéndum del próximo 23 de junio.

La libra esterlina se debilitaba contra las 10 monedas de los países desarrollados más importantes después de que dos encuestas independientes mostrasen que el número de partidarios del «sí» al Brexit ya ha superado ligeramente a los que defienden permanecer en el bloque de los 28.

En otro síntoma de la creciente volatilidad, el rango esperado de movimientos de la moneda inglesa contra el dólar se disparó hasta un máximo de 7 años.

El propio Banco de Inglaterra ha reconocido que la incertidumbre que rodea al referéndum ya está dañando el crecimiento de Reino Unido, sin necesidad de esperar al resultado de la consulta, mientras que el FMI y la OCDE se han encargado por su parte de pronosticar funestas consecuencias a futuro para la economía inglesa si los votantes se inclinan por decir adiós a Bruselas.

En Estados Unidos el presidente de la Fed de Chicago, Charles Evans, ha sido aún más explícito y ha advertido de que el referéndum está minando la confianza global precisamente cuando la economía internacional está comenzando a perder algo de impulso.

Sue Trinh, analista del Royal Bank of Canada en Hong Kong, señala que «la victoria del Brexit destaparía una panoplia de incertidumbres, y sería aún más negativa para el euro y la Unión Europea», puesto que podría incitar a otros miembros a abandonar la UE.

Si hacemos caso a los últimos resultados de las encuestas, entre un 43% y un 45% de los votantes están ya a favor de salir del bloque (dependiendo de cuál de los dos estudios, de YouGov y TNS, se use), frente a un 41% de votantes partidarios de mantener el statu quo.

Pese a ello, la batalla no puede darse por concluida, puesto que más del 10% de los votantes sigue mostrándose indeciso, y su elección podría inclinar la balanza en el último minuto.

Mientras tanto, y hasta entonces, hay una sola perdedora: la libra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído