El 'Leave' logra el 51,9% de los votos, frente al 48,1% del 'Remain', una ventaja de más de 1,2 millones

Bye bye Reino Unido: Los británicos dejarán la UE tras imponerse el Brexit con el 51,9% de los votos

La decisión en referéndum abre un proceso sin precedentes en la Unión Europea

Las Bolsas europeas apuntan a caídas de más del 10%; la libra se hunde

El referéndum sobre Reino Unido y la UE es tremendamente irónico: los británicos se han decantado por el Brexit y esto ya está provocando un shock en los mercados, pero sobre todo sacudirán los cimientos políticos de la Unión Europea (La libra se desploma a mínimos desde 1985 por el ‘Brexit’ y arrastra al euro).

Reino Unido ha votado por abandonar la Unión Europea en el histórico referéndum celebrado el jueves, con un 51,9% de los apoyos para el Brexit, por un 48,1% de papeletas en favor de la permanencia (La prima de riesgo española escala hasta 167 puntos y el euro se desploma un 3% tras ganar el ‘Brexit’).

A falta de que concluya el recuento, el Brexit cuenta con una ventaja ya definitiva. La decisión de los británicos desencadena una histórica caída de la libra esterlina, coloca a la Unión Europea ante un desafío sin precedentes y sume a Reino Unido en el territorio de los desconocido (Carlos Herrera muele a palos a Cameron tras el triunfo del Brexit: «Es un perfecto incompetente»).

Inglaterra y Gales apoyaron mayoritariamente la salida de la UE, mientras que Londres, Escocia e Irlanda del Norte optaron por la permanencia.

El mensaje de los riesgos económicos del Brexit, repetido hasta la saciedad por el establishment político, no caló entre los votantes británicos, especialmente en el Norte de Inglaterra.

Pasadas las cuatro de la madrugada, hora de Londres, Nigel Farage, líder del antieuropeo UKIP, declaraba su ansiado «día de la independencia».

La histórica decisión, con una participación extraordinaria del 71,8% (30 millones de personas), lanza a Reino Unido al territorio de lo desconocido, hiere considerablemente el proyecto europeo e insufla aire en el movimiento contra el establishment político que lleva años creciendo en Europa.

Se va la segunda economía de la Unión Europea, situando al club, al que los británicos pertenecen desde hace 43 años, ante un desafío sin precedentes.

El resultado amenaza el futuro político del primer ministro conservador, David Cameron, y también el del líder de la oposición, Jeremy Corbyn. Ambos pidieron el voto por la permanencia en una campaña agria y muy ajustada.

El valor de la libra esterlina -que llevaba subiendo desde el lunes al rebufo de las últimas encuestas, que daban una ligera ventaja a la permanencia- se desplomó con las primeras noticias del avance del Brexit hasta niveles no conocidos desde 1985.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído