El solicitante de asilo había estado involucrado en peleas previas y tenía antecedentes

Un refugiado sirio asesina a una mujer embarazada con un machete y deja varios heridos en Alemania

El incidente complica todavía más la gestión de la crisis migratoria a la canciller Angela Merkel

Este ataque se produce sólo unos días después de que un refugiado afgano apuñalase a varias personas en un tren de de Baviera

Un refugiado sirio, solicitante de asilo, ha sido detenido este domingo 24 de julio de 2016 después de que asesinase con un machete a una mujer embarazada en la localidad de Reutlingen, en el suroeste de Alemania.

Antes de ser reducido por la policía, el facinerosos hirió a otras dos personas.

El tipo, de 21 años, había estado involucrado en peleas anteriores y tenía antecedentes. La policía germana, como hace preventivamente en casos similares para evitar estallidos sociales, se ha apresurado a declarar que no hay evidencia de que el ataque sea un acto terrorista.

El agresor mantuvo una discusión con la mujer, que al parecer vendía keebab y la mató con un machete, antes de herir a otra mujer y un hombre cerca de la estación de autobuses de la localidad.

La Policía no da detalles sobre los motivos de la agresión. Si puntualiza que la fallecida estaba embarazada.

Según las fuerzas de seguridad, por el momento se cree que el criminal actuó solo y se considera «altamente improbable» que haya peligro para la población de Reutlinger, cercana a Stuttgart.

Algunos testigos han asegurado que el agresor, en el momento de ser detenido, también trató de atacar a los agentes.

Incidentes violentos en Alemania

Este ataque se produce cuando todavía no se ha disipado la conmoción ocasionada por la masacre en un centro comercial perpetrada por un joven de origen iraní y sólo unos días después de que un refugiado afgano apuñalase a varias personas en un tren de de Baviera. Un ataque que se atribuyó después el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).

El incidente ya enturbió el debate sobre la acogida a refugiados en Alemania.

La noticia de que el atacante estaba entre el millón de refugiados que entraron en Alemania el año pasado ha sido un golpe para la imagen de los solicitantes de asilo que viven en el país.

Y complica la gestión de la crisis migratoria a la canciller Angela Merkel, que el año pasado fue tan criticada como alabada por su política de puertas abiertas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído