Merkel a Rajoy: “Mariano, en Alemania diríamos que tienes la piel de elefante”

Rajoy triunfa en Europa y España recupera sitio en el Mundo

Esta legislatura debe tener como objetivo compartido por el Gobierno y la oposición la plena recuperación de la confianza de los principales socios europeos

Rajoy triunfa en Europa y España recupera sitio en el Mundo
Obama saluda a Rajoy, con May de testigo. EP

LA presencia de Mariano Rajoy en la minicumbre europea que recibió al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en su gira de despedida, junto con François Hollande, Matteo Renzi, Theresa May y Angela Merkel, tiene un significado inequívoco: la vuelta de España a la agenda internacional.

La interinidad del Gobierno español desde el 20-D provocó la relegación de nuestro país a un segundo plano en los foros donde los líderes de la Unión Europea debatían los grandes asuntos.

El Brexit, la acción militar contra Daesh, la situación en Siria y la crisis migratoria estaban siendo abordados por Francia, Alemania e Italia, con el concurso ocasional del Reino Unido, mientras España permanecía en la sala de espera, pendiente de tener un Gobierno en plenas funciones.

En cuanto Rajoy ha sido investido presidente, España ha vuelto al partido europeo, a pesar de las reticencias, nada discretas, del primer ministro italiano, Matteo Renzi, que disfrutaba de un protagonismo un tanto desproporcionado, animado por la ausencia de nuestro país.

El problema de Renzi no es Rajoy, sino el referendo para aprobar su propuesta de reforma constitucional, del que depende su continuidad al frente del Gobierno italiano. En definitiva, es muy revelador del cambio de ciclo que la segunda cita internacional de Rajoy, ya como presidente investido, tras la visita a Marruecos, haya sido una muy selectiva para recibir a Barack Obama, quien saludó al presidente español con un «por fin», expresivo de la anómala situación en la que estaba España.

Las relaciones internacionales de los países dependen, en buena medida, de las sintonías personales de sus líderes, sobre todo en aquellos momentos en los que hace falta confiar unos en otros para tomar decisiones complicadas.

Rajoy es un presidente que hoy, en Europa, representa estabilidad, moderación y fiabilidad. En plena efervescencia populista, a uno y otro lado del Atlántico, liderazgos como el del presidente español, sin grandes alardes ni crisis depresivas, son bien recibidos.

Ahora hace falta concretar este regreso a la escena internacional con la consolidación de nuestro país en la vanguardia europea, mediante una participación activa en los grandes debates sobre la relación con el Reino Unido, la acción militar conjunta contra Daesh o la regulación del problema migratorio.

Hay que pasar de la foto a los hechos, de los abrazos a los acuerdos. España necesita a Europa tanto como Europa a España, y por eso esta legislatura debe tener como objetivo compartido por el Gobierno y la oposición la plena recuperación de la confianza de los principales socios europeos. El primer paso para alcanzar este fin es aprobar unos Presupuestos Generales para 2017 serios y convincentes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído