DIMITE TRAS PERDER EL REFERÉNDUM

El suicidio político de Matteo Renzi abre la puerta al populismo en Italia

Es sorprendente que Renzi no hay aprendido la lección del Brexit: el fantasma que recorre Europa no es el populismo sino la estupidez

Las primeras ediciones de la prensa de papel se ensañan con Renzi "por su ambición"

El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, ha anunciado  que presentará su dimisión como primer ministro de Italia tras el rechazo en el plebiscito de este 5 diciembre 2016 a su propuesta de reforma constitucional, a la que había ligado la legitimidad de su mandato. «La experiencia de mi Gobierno», ha hecho saber durante su comparecencia de hace unos minutos en el Palazzo Chigi de Roma, «termina aquí».

Las primeras ediciones de la prensa de papel se ensañan con Renzi «por su ambición» (como ABC), «víctima del camino más corto» (El Mundo), «por pasarse de listo y de arrogante» (La Vanguardia) y otros directamente se mofan de la peineta (El País) que le han hecho los italianos a quien creía que su carrera política era una ruleta de la fortuna.

El aventurero Renzi ha perdido su baraka, como le ha recordado el populismo encabezado por el humorista Beppe Grillo, el líder del Movimiento Cinco Estrellas, contrario al referéndum, quien está pidiendo a gritos una nueva convocatoria a eleccione.

La victoria del ‘No’ no viene acompañada de esos titulares que la prensa ‘mainstream’ sí dedicó a las elecciones austriacas del tipo «Europa respira aliviada» y otras referencias pulmonares. No le asusta la victoria de los podemitas italianos, les asusta la extrema derecha, los ‘nazis’.

Y les ha funcionado como dice Hermann Tertsch: «La muy usada táctica de la izquierda austriaca de tachar de nazis a sus rivales en el extranjero y después utilizar contra su rival en el interior esas acusaciones repetidas desde el extranjero ha vuelto a funcionar».

En la época de la posverdad, ganan las visceras. Beppe Grillo, en efecto, urgía a votar con las vísceras, como recuerda Rubén Amón en El País. Y no se trataba de una metáfora. «Grillo admitía incluso que la idea de fundar el Movimento 5 Stelle (M5S) se la proporcionó una gastritis, de tal forma que el partido italiano de los indignados surgió de un parto extrauterino».

«La política se arriesga a perder su capacidad civilizadora. Especialmente cuando se frivoliza con los referéndums», sentencia con acierto Amón. Es sorprendente que Renzi no hay aprendido la lección del Brexit: el fantasma que recorre Europa no es el populismo sino la estupidez, una enfermedad incurable de las democracias avanzadas que se inocula a través de la prensa.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído