REVIENTA LA ESTRATEGIA DE LA DEFENSA DE ARTUR MAS

Un inspector sostiene en el juicio que se forzó a los directores a ceder los institutos para el 9N

Acusa a la directora de servicios territoriales de dar "instrucciones" de lo que tenían que hacer con el centro

Un inspector sostiene en el juicio que se forzó a los directores a ceder los institutos para el 9N
Inspector de enseñanza de Cataluña en el jucio contra Artur Mas.

Un inspector de educación ha sostenido en su declaración este 7 de febrero 2017 como testigo en el juicio del 9N que «se estaba forzando a los directores» de los institutos de secundaria, como mínimo, a ceder las llaves de los centros educativos para acoger la consulta sobre la independencia.

En su declaración ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, el inspector –primer testigo en comparecer en el juicio– ha relatado que las directoras de dos institutos (las que dependían de él) le explicaron que la directora de servicios territoriales les había dado «instrucciones» de lo que tenían que hacer con el centro para el 9N.

Según ha explicado, a las directoras les dieron tres alternativas: o hacerse cargo de los centros para la consulta, o buscar a profesores que se encargasen como voluntarios o entregar las llaves a los servicios territoriales.

POR ESCRITO

El inspector ha dicho que recomendó a estas dos directoras de instituto que exigiesen a la Conselleria de Enseñanza que esta orden se la diesen por escrito y, según ha declarado, la directora de servicios territoriales se negó a hacerlo así y se limitó a comunicárselo a las directoras de palabra en unas reuniones a mediados de octubre y además, según él, se enfadó cuando se lo reclamaron por escrito.

Esta recomendación a las directoras se la hizo antes de la suspensión de la consulta –que los organizadores denominaron proceso participativo– por parte del Tribunal Constitucional (TC) y después de esta suspensión les remitió un nuevo escrito en la que fue taxativo con ellas y les dijo: «No podéis permitir el uso de institutos si no recibís instrucciones concretas».

También ha relatado que una de estas directoras de instituto le dijo que después de la suspensión le mandaron una carta que la eximía de toda responsabilidad pero que estaba sin firmar pero con el sello de los servicios territoriales: «Quien tiene el sello es un funcionario porque un voluntario no puede poner un sello oficial», ha explicado, y ha añadido que le dijo a la directora que creían que la habían engañado.

La Fiscalía sostiene que documentos como este demuestran que el Govern de la Generalitat continúo con los preparativos de la consulta después de que el 4 de noviembre de 2014 el TC la suspendiese, al contrario de lo que afirman el expresidente de la Generalitat Artur Mas y las exconselleras Joana Ortega e Irene Rigau que aseguran que los dejaron en manos de voluntarios.

Te puede interesar

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído