La líder ultraderechista francesa no hace la menor concesión a los integristas

Marine Le Pen se niega a ponerse el velo islámico y planta al líder musulmán de Líbano

hace una semana, cuatro ministras del Gobierno feminista de Suecia, se plegaron a las exigencias integristas en Irán

Marine Le Pen se niega a ponerse el velo islámico y planta al líder musulmán de Líbano
Marine Le Pen. FR

Hace justo una semana, todas las mujeres que formaban parte de la comitiva enviada por el Gobierno feminista de Suecia, entre ellas cuatro ministras, se cubrieron voluntariamente sus cabezas con velos en su reunión con el presidente iraní Hassan Rouhani, siguiendo así los dictados islámicos que obligan a la mujer a llevar el cabello cubierto (Twitter se indigna con las hipócritas feministas suecas que se arrodillan ante los sátrapas de Irán).

Este martes, 21 de febrero de 2017, la líder ultraderechista francesa Marine Le Pen, ha cancelado una reunión este martes con el gran mufti, la máxima autoridad religiosa del Líbano, tras negarse a cubrirse la cabeza con un pañuelo para el encuentro (Marine Le Pen aboga por volver al franco y reemplazar al euro por un nuevo ECU).

A la llegada de Le Pen al encuentro con el mufti Abdellatif Deriane se le ha entregado un velo para portar durante la reunión (Registran la sede del Frente Nacional de Marine Le Pen por el uso fraudulento de fondos europeos).

Marine no se ha cortado un pelo:

«La más alta autoridad suní del mundo no tiene que cumplir con este requisito, por lo tanto, no tengo ninguna razón de hacerlo (…) Pueden trasmitirle mis respetos al gran mufti, pero no me cubriré».

Le Pen se refería a su visita en mayo de 2015 a Egipto donde se reunió con Ahmed al-Tayeb, el gran imán de Al-Azhar de El Cairo.

«En aquél momento ya dije que no me cubriría nunca. Cómo no habían cancelado mi cita con el gran mufti pensé que iban a aceptar que yo no uso velo. Yo no me cubro. Han buscado imponermelo, como si fuera un hecho consumado. Y no lo es».

Dar al-Fatwa, la autoridad suní más importante del país encabezada por el gran mufti ha matizado que «su oficina de prensa informó a los asesores de Le Pen del requisito de cubrir sus cabezas en presencia del líder religioso, de acuerdo con el protocolo. Y ha añadido que «se han visto sorprendidos por su negativa a cumplir con esa regla bien conocida».

Le Pen ha expresado también su pesar «por una conducta inapropiada para tales reuniones».

La candidata se encuentra de visita oficial en Líbano desde el domingo hasta esta tarde y sus próximo encuentro será con Samir Geagea, líder del partido Fuerzas Libanesas.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído