PD EN LA VISITA DE PERIODISTAS ESPECIALIZADOS A BRUSELAS

36 horas en el seno de la Comisión Europea: así avanza Europa hacia el mercado digital único

El fin del 'roaming' en suelo europeo y la posibilidad de disfrutar de los servicios de contenidos en línea sin fronteras, entre las medidas estrella

36 horas en el seno de la Comisión Europea: así avanza Europa hacia el mercado digital único
El VP Ansip, reunido con periodistas españoles en la sede de la CE. R.Marbán

Aunque las noticias que vaticinan desastres y alertan de amenazas para la unión de Europa gozan hoy de mayor trascendencia, en el viejo continente se trabaja para seguir eliminando barreras y reforzar los nexos entre sus miembros.

El manto de incertidumbre que se cierne sobre los cimientos de la UE no es excusa para paralizar las medidas lanzadas por los que siguen creyendo en la fuerza de la esa unión.

Europa avanza hacia el mercado único digital. El objetivo es garantizar que los europeos que compran o se abonan a servicios de contenidos en línea para acceder a películas, música, transmisiones deportivas…puedan hacerlo también cuando viajen a otros países de la UE.

No acaban ahí las buenas noticias. El fin de las tarifas de itinerancia será una realidad el 15 de junio de 2017. A partir de esa fecha, los europeos podrán viajar por la UE sin abonar recargos por itinerancia.

¿Quién no ha quitado los datos de su smartphone en cuanto ha puesto un pie en otro país del continente como si la vida le fuera en ello? Porque efectivamente, a tenor de las tarifas que se pagaban, nos iba la vida en ello.

La Comisión Europea lleva tiempo trabajando en la unificación digital entre sus Estados miembro y para dar una mayor visibilidad a su proyecto ha invitado a varios periodistas españoles a su sede de Berlaymont, en pleno ‘barrio europeo’ de Bruselas.

Fue solo día y medio, o si lo prefieren, 36 horas, pero muy intensas, donde la sensación principal que uno pudo extraer, a falta de ver como se acaban concretando y realizando algunas propuestas, es que en la CE algunos se están tomando muy en serio este proyecto en un año 2017 de nuevo repleto de vacilaciones y desasogiego para el proyecto de una Europa que continúe unida.

Puede que, aunque el mayor objetivo no sea ese, el principal logro llegue cuando el ciudadano perciba estos trabajos como un intento de dar respuesta a sus necesidades diarias.

La vieja Europa aún no se ha repuesto del zarandeo que ha supuesto para su estabilidad y tranquilidad el ‘Brexit’ británico y la victoria de Trump en América y ahora observa como en el horizonte acechan procesos electorales en Estados clave como Francia, Holanda y Alemania donde el discurso antieuropeo parece gozar del acicate que significa estar a la moda.

LA SEDE DE LA COMISIÓN EUROPEA: EL EDIFICIO BERLAYMONT

Lo único que indica que nos encontramos en la sede de la Comisión son las majestusas banderas europeas que reciben al visitante que pasea por la Rue de la Loi.

Si no fuera por ellas, habría quien pensaría que el imponente edificio Berlaymont no alberga una de las instituciones clave en la política europea. Es más, si uno accede directamente desde la estación de metro de ‘Schuman’ lo suficientemente despistado, quizás ni repara en ellas.

Acceder al edificio no es difícil. Y esto no significa carencia o ausencia de medidas de seguridad. Simplemente sorprende que la entrada, siempre y cuando se esté debidamente identificado y se sea portador de la credencial adecuada, esté lejos de ser complejo y pesado.

Una vez traspasados los arcos de seguridad y el torno correspondiente, es hora de olvidarse del español. Los reportes, los informes y los avisos están en los tres idiomas oficiales de la UE, inglés, alemán y francés.

Son las mismas lenguas cuya posibilidad de traducción te ofrecen por los canales de los cascos habilitados durante las ruedas de prensa que tienen lugar en el edificio.

Paseando por las instalaciones solo encontré -quizá haya más ejemplos- un proverbio español como única y solitaria muestra del idioma de Cervantes: «Hablando se entiende la gente», podía leerse en un panel que rescata refranes y máximas de los diferentes lenguas europeas.

‘Hablando se entiende la gente’, es el proverbio español que se cuela en un panel de la Comisión Europea

Llevará tiempo allí, pero es el mejor consejo que se puede encontrar ahora, teniendo en cuenta la que se nos avecina.

EL FIN DEL ROAMING EN EUROPA

Entramos en materia. Y lo hacemos con una de las medidas estrella: el fin del roaming. Bajo el lema ‘Roam like al home’, la Comisión Europea quiere que desde este mismo verano usar el móvil en suelo europeo no siga suponiendo el hasta ahora conocido sobrecoste.

Esteve Sanz es el funcionario español encargado de, en esa primera charla, transmitirnos cómo se materializarán la eliminación de las tarifas de itinerancia el 15 de junio de 2017. Esteve, me cuenta en un descanso, lleva un año en este proyecto trabajando desde Bruselas, a donde llegó tras un paso profesional por Estados Unidos.

La ‘itinerancia’ como en casa supone para los consumidores que podrán llamar, enviar SMS o navegar por internet desde su móvil al mismo precio que pagan en su país de origen.

No hace falta pensar mucho para imaginar que los obstáculos puestos por las grandes operadoras habrán sido grandes, así como las objeciones de algunos Estados cuyos gobiernos no quieren perjudicarlas.

En el aire queda la incognita de si, una vez el Parlamento y el Consejo aprueben oficialmente el acuerdo, los operadores aprovechen para realizar una subida indirecta en las facturas que el cliente paga en su país de origen.

EL MERCADO DIGITAL COMÚN

Andrus Ansip es el vicepresidente responsable del Mercado Único Digital. Según las nuevas normas, los consumidores que residen en la UE podrán seguir usando los servicios de contenidos en línea (escuchar música en su cuenta de Spotify, utilizar su cuenta de HBO para ver una película, descargar libros electrónicos…) cuando visiten otros países de la Unión.

La forma en la que los periodistas pueden trabajar en la Comisión no tiene nada que ver con la que estamos acostubrados en España.

En la sala de prensa -que impresiona por su tamaño- uno tiene acceso a las declaracions oficiales de algún portavoz en clave política, pero como esto en ocasiones puede parecernos demasiado superficial no es raro que para determinados asuntos se organicen ‘briefings’ con expertos para entrar más en materia.

Normas para los periodistas en la sala de prensa de la Comisión Europea

En el caso del mercado digital común, el colofón fue un encuentro con el propio Andrus Ansip en el que destacó una anécdota acaecida al principio: mientras buscaba acomodo en la sala de la novena planta donde se organizó la reunión, avisó a los redactores que allí le esperábamos que entre las deliciosas chocolatinas belgas depositadas en un cuenco sobre la mesa había algunas que contenían vodka. Y era cierto. Solo había que rebuscar.

EL LIBRO BLANCO SOBRE EL FUTURO DE EUROPA

Hubo tiempo también para salirse del programa oficial del viaje y discutir sobre el futuro de la UE. Funcionarias del gabinete del presidente Jean-Claude Juncker nos facilitaron una copia del libro blanco en español -esta vez sí-.

En sus páginas podemos encontrar los cinco escenarios expuestos en este documento hacia los que debe caminar Europa en el año 2025 y cuya decisión debe tomarse ahora, según el presidente.

Escenario 1: Seguir igual

Es el escenario que apuesta por mantener el rumbo actual, por el cual la UE-27 seguirá centrándose en el empleo, el crecimiento y la inversión mediante el reforzamiento del mercado único y el incremento de las inversiones en infraestructuras digitales, de transporte y de energía.

En este escenario se preserva la unidad de la UE-27 a pesar del peligro de que conflictos importantes la cuestionen.

Escenario 2: Solo el mercado único

Si la UE no logra ponerse de acuerdo en hacer más en los diferentes ámbitos políticos, los esfuerzos se centrarán en la profundización de los aspectos clave del mercado único al no existir mayor voluntad común de colaborar más estrechamente en asuntos como migración, seguridad y defensa.

Esta posibilidad de reorientar las prioridades de la UE haría que resulte más facil entender el proceso decisorio pero por contra quede limitada la capacidad de actuar, lo cual agrandaría la brecha entre expectativas y resultados.

Escenario 3: Los que deseen hacer más, harán más

En este escenario la UE-27 sigue funcionando como hasta ahora pero con algunos Estados miembros que deseen hacer más cosas en común surgirán ‘coaliciones de voluntades’.

La unidad de la Europa de los Veintisiete queda preservada y aquellos países que lo quieran reforzarán su cooperación, pero los derechos de los ciudadanos de la UE empezarán a variar en función de si su país se encuentra en el grupo de los que han optado por esta vía.

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea

Escenario 4: Hacer menos, pero de forma más eficiente

Europa decide centrar su atención y sus recursos en un número reducido de ámbitos, eligiendo sus prioridades. Esto haría que la UE-27 esté más centrada y sea capaz de actuar con mayor rapidez. Cuenta con un gran obstáculo: a la Unión ya le resulta demasiado difícil decidir qué ámbitos deben priorizarse y en cuáles debe intervenir menos.

Escenario 5: Hacer mucho más conjuntamente

Los Estados miembros deciden compartir más competencias, recursos y tomas de decisiones en todos los ámbitos una vez exista el consenso de que la UE-27 en su estado actual no dispone de los medios suficientes para hacer frente a los retos actuales.

Aunque existe el riesgo de que se produzca el distancimiento de sectores de la sociedad que consideran que la UE carece de legitimidad o ha sustraído demasiado poder a las autoridades nacionales, es el escenario deseado por Jean-Claude Juncker a pesar de que no expondrá sus consideraciones sobre el futuro de Europa hasta su discurso sobre el Estado de la Unión en septiembre de 2017.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído