Alerta en la UE y aviso a la OTAN

Europa en alerta terrorista tras el aviso de Portugal del robo de material militar

La prensa portuguesa revela que entre el material sustraído hay 44 lanzagranadas y 1500 municiones

El Gobierno portugués ha informado del robo de grandes cantidades de armamento y munición a principios de esta semana en un almacén militar de armas en Tancos, en el centro del país, supuestamente por «fallos técnicos» en el sistema de videovigilancia, que llevaba dos años estropeado.

El Ejército, según recoge Hoy,  ha declarado en un comunicado que el armamento robado del almacén de Tancos son «granadas de ofensiva y balas de 9mm» y el periódico portugués ‘Diário de Noticias’ ha especificado que han desaparecido al menos cuatro lanzagranadas, 120 granadas, 1.500 balas y 20 bombas de gas lacrimógeno.–Portugal alerta del robo de una gran cantidad de armas y munición a cien kilómetros de España--.

El mismo diario recoge las declaraciones del general Loureiro dos Santos, que ha advertido de que una cantidad tan grande de armamento de guerra solo puede ser vendida en el «mercado negro internacional».

El Observatorio de Seguridad, Crimen Organizado y Terrorismo ha advertido de que existe un riesgo muy alto de que termine en manos de organizaciones terroristas.

Los ladrones, «gente profesional», según el ministro del ramo, Azeredo Lopes, estaban tan bien informados, al menos, como los mandos militares. El 5 de junio el Gobierno había abierto concurso para reforzar el vallado de las instalaciones por un valor de 316.000 euros y el Diario de la República publicó esta misma semana las bases del concurso. Los ladrones fueron más rápidos que la burocracia administrativa para acceder a la base por una de las zonas con el enrejado defectuoso. Les bastó cortar un trozo de alambrada con unas tenazas para entrar y salir con un vehículo.

Alerta en la UE y aviso a la OTAN

En declaraciones ante los medios lusos el ministro de Defensa portugués, José Alberto Azeredo Lopes, ha confirmado que los servicios de información militar han informado tanto a la OTAN como a los Estados miembros comunitarios del robo.

Aunque el perfil nacional relativamente bajo de Portugal hace que el país no sea considerado como un objetivo probable para un ataque terrorista, según recoge El Español, se teme que individuos podrían utilizar el material robado para lanzar un atentado en un Estado vecino. La ausencia de controles interiores dentro de la Zona Schengen implica que el transporte del material bélico a otras partes de la Unión sea una posibilidad real.–Portugal pone a Europa en alerta terrorista tras el robo de material militar a 100 km de España–.

Indiqué al jefe del Estado Mayor de la Defensa que avise a nuestros vecinos de la Unión Europea y a los otros miembros de la OTAN inmediatamente,

confirmó Azeredo Lopes, que reconoce que se trata de un episodio de «extrema gravedad».

Siempre es grave cuando instalaciones militares son objeto de una acción criminal, con el robo precisamente de material militar. No nos han robado una o dos pistolas, nos han robado granadas,

enfatizó el ministro, quien también confirmó el lanzamiento de una investigación interna del asunto junto a la investigación criminal para determinar si podría haberse hecho algo para evitar el asalto.

El teniente coronel João Paulo Alvelos, del Observatorio de Seguridad, Crimen Organizado y Terrorismo -principal entidad de la sociedad civil centrada en asuntos relacionados con la seguridad nacional-, lamentó el robo y afirmó que se trataba de «el peor fallo de seguridad de este siglo en toda la Unión Europea».

Todo este material ya podría estar en cualquier parte de la UE. Podría estar en manos del crimen organizado, que como sabemos sirve de proveedor de grupos terroristas. Podría estar en manos de cualquiera,

declaró Alvelos, cuya organización ha denunciado la falta de «cultura de seguridad» en el país vecino en repetidas ocasiones.


Críticas en Portugal

El robo de armas almacenadas en instalaciones sin apenas cámaras de vigilancia funcionales ha suscitado duras críticas por parte de políticos tanto de la derecha como de la izquierda en el país vecino.

En un momento en el que los ataques terroristas se ejecutan de las formas más diversas, entendemos que lo que ha pasado es gravísimo,

afirmó Asunção Cristas, líder del conservador entro Democrático Social – Partido Popular (CDS-PP).

Necesitamos saber cómo es posible que se haya robado tanto material, y de dimensiones tan significantes… Estamos perplejos, y consternados con la situación internacional incómoda que ha provocado este episodio.

La oposición conservadora formada por el Partido Social Demócrata (PSD) y CDS-PP ha pedido la comparecencia urgente tanto del ministro como el jefe del Estado Mayor en el Parlamento. Entretanto, tanto el Partido Comunista Portugués (PCP) como el Bloque de Izquierda (BE), socios parlamentarios del Gobierno minoritario del socialista António Costa, han pedido que se aclare el asunto de manera urgente. Por su parte, los comunistas han asegurado que la falta de vigilancia adecuada atesta a la «degradación de las Fuerzas Armadas ante las políticas de sucesivos Ejecutivos», en particular los conservadores que gobernaron durante los peores años de la crisis.

El ministro Azeredo Lopes se ha defendido de las críticas, asegurando que la actualización de los elementos de seguridad del Arsenal ya ha sido aprobada, y que el robo ha tenido lugar justo antes de que se llevaran a cabo las obras. El ministro señaló que antes de finales de 2018 el Estado invertirá 316.000 euros sólo en el refuerzo de las verjas que protegen estas instalaciones militares, con 95.000 euros adicionales destinados al sistema de vídeo vigilancia.

En una entrevista televisiva, el político también rechazó la afirmación de que se tratara del peor fallo de seguridad en la historia reciente de la UE, asegurando que «si hablamos de fallos de seguridad en materia de prevención de terrorismo, no necesito citar trágicos ejemplos recientes para dejar claro que ha habido fallos mucho más graves».

No podemos pensar que somos raros o anormales en el contexto militar. Basta con buscar ‘robo de armas militares’ en Google y verás que es algo tremendamente valioso, y verás que hay otros episodios, como el del material que se robó recientemente en una base militar americana en Stuttgart,

insistió el ministro.

Aunque ciertamente se registró el robo de armas en las instalaciones americanas en la Panzer Kaserne de Böblingen, a las afueras de la ciudad alemana de Stuttgart, en junio del año pasado, se trataban de varias pistolas semi-automáticas, un rifle automático y una escopeta, material menos peligroso que el que ha desaparecido del Arsenal de Tancos esta semana.

Ya he oído ideas extraordinarias, que el Gobierno no protege la seguridad nacional, no protege a los portugueses. Pido calma y serenidad. […] Hay una investigación en curso, y esa investigación interna nos ayudará definir lo que tenemos que mejorar -pues esto demuestra que algo faltaba-, y si se demuestra de que alguien tuvo comportamiento ilícito o un comportamiento funcional inaceptable, se atribuirán responsabilidades.

Cesados cinco comandantes tras el robo en un cuartel en Portugal

Según el semanario Sol, el perímetro de la base militar es recorrido apenas por ocho soldados, que tardan medio día en revisar los 21 polvorines, es decir, que apenas se hace la ronda una vez al día, lo que permite a cualquier ladrón informado tiempo suficiente para escoger material y transportarlo.

La magnitud del material, según recoge El País, desaparecido significa que los ladrones entraron en las instalaciones con un vehículo pesado, al menos una camioneta, pues solo los lanzagranadas pesan más de 100 kilos cada uno. Eso, al margen del tiempo y el personal que se necesita para cargar todo el material, vigilar y salir de las instalaciones sin alarma alguna.–Cesados cinco comandantes tras el robo en un cuartel en Portugal--.

Lo que pase en Europa o en Portugal en los próximos meses puesto estar causado por una falta grave de seguridad como la ocurrida en la base de Tancos,

dice Passos Coelho. Sin embargo, para el jefe del Estado Mayor del Ejército,

estos robos pueden ocurrir en cualquier país y a cualquier Ejército, siempre que haya voluntad de hacerlo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído