Mundo
Meghan Markle y su padre Thomas Markle. EP

El padre de Meghan Markle vuelve a ser noticia. Thomas Markle, quien se encuentra distanciado de su hija desde su casamiento con el príncipe Harry, confesó que en el pasado consumía cocaína.

"En la industria en la que yo trabajaba en los años 70 y 80 había mucha cocaína circulando. Estoy seguro de que ocasionalmente la consumía", supuestamente reconoció el ex iluminador de cine, 74, a The National Enquirer.

Sin embargo el padre de la duquesa de Sussex negó en la misma entrevista haber pagado por sexo.

"¿Si alguna vez le pagué a una prostituta? Eh, había un Club de Playboy en el piso más alto de las Filipinas pero yo nunca pagué por sexo", supuestamente dijo Thomas a dicha publicación.

"Subía y la pasaba bien en el Club de Playboy pero no, no era por sexo. Yo no pagué por sexo".

Un allegado de Markle, dijo a The Mirror que su consumo de drogas jamás interfirió con el amor que le tiene a su ahora famosa hija.

"La cocaína era abundante en la industria", declaró la fuente.

"Es un negocio duro, muy duro. Tom pasaba horas a solas. Estaba en el mejor momento de su carrera y tenía que cumplir con muchas exigencias. Muchos de los que trabajaban en los set de grabación consumían cocaína, no de forma recreativa sino que lo usaban para mantenerse alertos y poder resistir las largas jornadas. Thomas hacía lo mismo. Decir que consumía ocasionalmente es más que conservador".

"Lo que sí diré, es que eso nunca afectó cómo él la cuidaba ni su amor por Meghan. Ella era la droga más poderosa que él conocía. Era adicto a ella. Cada hora que podía estar lejos del trabajo lo pasaba junto a ella".

Sin embargo, Thomas luego desmintió haber dado dicha entrevista a The National Enquirer.

"¡Él me mintió! ¡Me engañó! ¡Es un ladrón, un mentiroso y un cobarde!", dijo Thomas indignado.

"Si alguna vez viene hasta acá, ¡le voy a romper sus malditas piernas y me pueden citar textualmente!", aseguró Markle enfurecido.

No sería la primera vez que Thomas avergüenza a la duquesa en la prensa. Antes del enlace real, el ex iluminador de cine protagonizó otro escándalo mediático tras vender unas fotos pautadas a un fotógrafo causando un quiebre en su relación con Meghan. Thomas también reconoció ante los medios de comunicación que le había mentido al príncipe y que le había cortado el teléfono.

Sin embargo, Samantha Markle luego se hizo cargo de lo ocurrido y confesó que la idea de las fotos había sido de ella, supuestamente para "limpiar" la imagen de su padre en la prensa. La hermanastra de Meghan también se hizo responsable de vender historias de Meghan a la prensa aunque recientemente se disculpó con la ex actriz de "Suits" por su comportamiento.

A raíz de todos sus problemas familiares, Doria Ragland, madre de Meghan, fue el único familiar de la estadounidense en asistir al enlace real que se llevó a cabo el 19 de mayo en la Capilla St. George en el Castillo de Windsor.

Por su parte, Thomas Markle se excusó del gran evento ya que presuntamente sufrió un ataque al corazón días antes de la ceremonia. El hombre recientemente habló con la prensa y manifestó que no ha podido comunicarse con su hija desde el matrimonio.

"El intermediario de la familia real nunca me devuelve las llamadas".

"Te amo, te extraño, te pido disculpas por cualquier cosa mala que pudo haber pasado.... Quiero ser el abuelo de su hijo. Quiero estar cerca de ellos. Quiero formar parte de su vida".