Mundo
El presidente francés, Emmanuel Macron, recibe al estadounidense Donald Trump en el Palacio del Elíseo. EP

El presidente francés, Emmanuel Macron, y su homólogo estadounidense, Donald Trump, coinciden en que Europa debe incrementar su aportación financiera a la defensa común y trabajar para reforzar sus capacidades militares.

"Necesitamos compartir la financiación de nuestra defensa", aseguró Macron en una declaración a la prensa tras recibir a Trump en el Palacio del Elíseo para mantener una entrevista bilateral, precedida por un polémico tuit del estadounidense que calificó de "insultante" el deseo del francés de tener un ejército europeo.

Trump mostró su "aprecio" por las palabras de Macron acerca de la necesidad de que Europa aumente su aportación, ya que su país desea "una Europa fuerte".

"Lo más importante es la justicia, que la relación sea justa. Ahora Estados Unidos paga por proteger a Europa, y eso no es justo. EE.UU. debe financiar hasta cierto punto, pero hay límites (...) Deseamos ayudar, contribuir, pero hay otros países que deben echarse la mano al bolsillo para que la situación sea justa".

Aunque no estaba previsto que hablasen a la prensa antes de su reunión, el francés tomó la iniciativa para explicar que ambos abordarán asuntos como Irán, Siria, el comercio y África

"Macron acaba de sugerir que Europa cree su propio Ejército para protegerse de EE UU, China y Rusia", tuiteó Trump la noche del viernes.

"¡Muy insultante, pero quizás Europa debería antes pagar su parte a la OTAN que Estados Unidos subvenciona ampliamente!".

La presidencia francesa se apresuró a aclarar este sábado que Trump había malinterpretado a Macron. El mandatario francés, durante una entrevista esta semana, declaró:

"No protegeremos a los europeos si no decidimos tener un verdadero Ejército europeo. Ante Rusia que está justo en nuestra frontera y que ha demostrado que puede ser una amenaza (...) debemos tener una Europa que pueda defenderse sola, sin depender solamente de EE UU, y de manera más soberana".

Eso sostuvo Macron, a la vez que evocó las amenazas desde el ciberespacio y la retirada estadounidense de un tratado nuclear de los años ochenta como un motivo más para que Europa haga más por su propia defensa.

Así se lo aclaró también Macron a Trump cuando lo recibió este sábado para un encuentro privado, seguido de un almuerzo con las respectivas primeras damas.

Trump compareció con rostro serio y crispado, mientras Macron, fiel a su estilo, buscó en todo momento el contacto físico con su interlocutor a través de continuas palmadas en la espalda y en las piernas al estadounidense.

Nada más aterrizar anoche en París, Trump había escrito un mensaje en Twitter en el que consideraba "muy insultante" que Macron propusiese un ejército europeo "para protegerse a sí misma de EE.UU., China y Rusia".

El francés había realizado aquellas declaraciones en una entrevista radiofónica esta semana, en la que estimó que Europa "debe protegerse frente a China, Rusia, e incluso EE.UU." tras la decisión de Trump de abandonar el tratado de eliminación de misiles nucleares de medio y corto alcance.