John Sipher estuvo destinado en Moscú durante la Guerra Fría

El aterrador perfil de Vladimir Putin que hace un ex agente de la CIA

El ex espía norteamericano aseguró que el presidente ruso pretende establecer un "estado todopoderoso" y que su objetivo contra sus "enemigos", principalmente Estados Unidos, es generar "caos, daño y desinformación"

El aterrador perfil de Vladimir Putin que hace un ex agente de la CIA
Vladimir Putin. KR

«En Rusia los servicios clandestinos son el elemento más extenso de su estado».

Ese fue uno de los mayores aprendizajes del ex agente de la CIA, John Sipher, durante su servicio en Moscú en la época de la Unión Soviética en plena Guerra Fría.

Sin embargo, hoy en día, a casi tres décadas del fin de ese enfrentamiento, Vladimir Putin mantiene esa premisa desde su llegada al poder en 1999.

«Putin quiere un estado poderoso. Con el correr del tiempo, desde 1999, por varias razones, ha tomado el control de la economía, la prensa, de las instituciones estatales… Se convirtió en un zar de esta era moderna».

Eso explica el ex agente que se retiró en 2014, después de 28 años de servicios, en los que se desempeñó como Subjefe de Estación en Europa, Asia, y los Balcanes.

En una extensa entrevista con el ex director interino y adjunto de la CIA, Michael Morell -ahora colaborador de la cadena CBS-, dio detalles de los riesgos que representa servir como espía secreto en tierras rusas, y abordó el camino de Putin desde su época de agente de la KGB hasta su llegada al Kremlin, según recoge Infobae.

Putin se convirtió en un zar de esta era moderna

Pese a mostrarse como un líder todopoderoso, Sipher sostuvo que Putin «tiene miedo» y consideró que Rusia «es débil».

Por ese motivo, Moscú necesita encontrar a alguien a quien culpar de todos sus males: ese «es Estados Unidos».

El ex agente norteamericano compartió una historia que marcó profundamente al presidente ruso y que, dicho por el propio jefe de Estado, influyó en su personalidad.

En octubre de 1989, el estado de Alemania Oriental estaba a punto de desmoronarse, y la situación en las calles de Dresden cada vez era más incontrolable.

Los oficiales soviéticos, que contaban con un batallón de tanques listos para actuar, consideraban que la violencia era inevitable.

Por ese motivo, pidieron «apoyo militar» y «ayuda». «La respuesta de Moscú no llegó», apuntó Sipher. Los tanques nunca salieron a las calles, y nadie protegió a los agentes de la KGB que intentaban contener la revuelta social.

«Putin dice que eso fue formativo para él. Cuando se necesitaba poder estatal, cuando la seguridad estaba en riesgo, no hubo apoyo».

A partir de esa experiencia, Putin se convenció de que «los servicios de seguridad del Estado debían ser poderosos y capaces de proteger al país», manifestó el ex espía en el ciclo de podcasts «Intelligence Matters«, conducido por Morell.

Así es cómo Rusia se convirtió en un régimen en el que la desconfianza y el escepticismo están a la orden del día:

«En Estados Unidos la gente no piensa en espionaje; los servicios clandestinos no son factores centrales de su vida. En Rusia son películas, TV, radios… es el elemento más extenso de su Estado».

Fuente: Infobae/Leer más

VÍDEO DESTACADO: El discurso de Putin que nunca pronunció

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído