El ministro de Exteriores británico ataca al Kremlin

Boris Johnson acusa a Vladimir Putin de ordenar el envenenamiento del exespía ruso Skripal

'The Telegraph': El gas nervioso que envenenó al exespía ruso fue colocado en la maleta de su hija

Boris Johnson acusa a Vladimir Putin de ordenar el envenenamiento del exespía ruso Skripal
Boris Johnson. EP

Johnson considera que hay “una relación directa” entre el apoyo que el presidente ruso da al régimen sirio Bashar el Asad y el envenenamiento del exespía

Sube el tono, se endurecen las palabras y huele todo a ‘Guerra Fría’. El ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, ha afirmado este 16 de marzo de 2018 que es muy probable que el propio presidente ruso, Vladimir Putin, tomara la decisión de utilizar una toxina nerviosa de uso militar para envenenar al exagente ruso Sergéi Skripal y a su hija en suelo inglés.

«No tenemos nada en contra de los propios rusos. No debe haber rusofobia como resultado de lo que está sucediendo».

«Nuestra disputa es con el Kremlin de Putin, y con su decisión, y creemos que es abrumadoramente probable que fuera su decisión usar un agente neurotóxico en las calles del Reino Unido, en las calles de Europa por primera vez desde la segunda Guerra Mundial.»

Johnson considera que hay «una relación directa» entre el apoyo que el presidente ruso da al régimen sirio Bashar el Asad y el envenenamiento del exespía (‘The Telegraph’: El gas nervioso que envenenó al exespía ruso fue colocado en la maleta de su hija).

Johnson considera que hay «una relación directa» entre el apoyo que el presidente ruso da al régimen sirio Bashar el Asad y el envenenamiento del exespía.

En un artículo publicado este viernes por el diario francés «Le Parisien», Johnson afirma que el envenenamiento de Skripal y de su hija en la ciudad de Salisbury -que se encuentran en estado crítico- es «una manifestación suplementaria del comportamiento peligroso del presidente Vladímir Putin».

«Hay una relación directa entre la indulgencia manifestada por Putin con las atrocidades perpetradas por (Bachar al) Asad en Siria y el hecho de que el Estado ruso no haya dudado en emplear un arma química en territorio británico».

El jefe de la diplomacia británica no tiene dudas de la autoría del ataque contra el exespía, sobre todo después de que el Kremlin no diera una respuesta cuando pidió al embajador ruso que aclarara si tenían constancia de la desaparición de muestras del agente neurotóxico utilizado, el Novichok.

Primero porque esa sustancia la desarrollaron científicos rusos a partir de los años 1970, pero también porque Rusia es el único país que tiene «una larga historia de asesinatos por encargo, una razón confesada oficialmente para querer eliminar a Serguéi Skripal y existencias del agente Novichok».

Johnson, que justifica la expulsión de diplomáticos rusos por ese incidente, dice esperar que sus aliados se mantendrán con Londres, después de haber agradecido la «solidaridad» del presidente francés, Emmanuel Macron; de la canciller alemana, Angela Merkel, y de sus otros «amigos europeos».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído