Mundo
Pedro Sánchez y su esposa y Michael D. Higgins, con la suya. RS

¡Qué diferencia entre uno y otro!; el que viaja como un ciudadano más y se paga sus vacaciones, al que se cree una estrella del rock. (El vídeo secreto que deja a Sánchez y esposa como unos sinvergüenzas de altos vuelos)

El presidente de Irlanda, Michael D. Higgins, ha recibido en Gran Canaria el Año Nuevo tras llegar al archipiélago en vuelo regular de Ryanair (Las 'vacaciones a cuerpo de rey' que se pegan el 'okupa' Pedro Sánchez y Begoña Gómez).

Una actitud muy diferente a la que ha tenido el jefe del Gobierno de la Nación, Pedro Sánchez, quien se encuentran en el mismo destino (él ha elegido la isla de Lanzarote) después de aterrizar con el Falcón, el avión presidencial perteneciente a la Fuerza Aérea española y pagado con dinero de todos los contribuyentes (El brindis en la cárcel del asesino de Diana Quer que hunde a Pedro Sánchez y a Podemos).

Okdiario publicó el pasado sábado en exclusiva la imagen de Sánchez, junto a su esposa, Begoña Gómez, sus dos hijas y su perrita Turca, bajando del avión oficial en el aeropuerto de Lanzarote (¿Sabías que el 'okupa' Sánchez se ha regalado 21 días de vacaciones más de los que le corresponden?).

Ese mismo día Moncloa informó de que el presidente se había desplazado "con su familia" a esta isla:

"Donde pasará unos días de vacaciones en la residencia oficial de La Mareta".

Un día antes que Sánchez, el 28 de diciembre, el presidente de Irlanda voló también hacia las Islas Canarias y lo hizo acompañado de su mujer, Sabina Coyne, en un vuelo regular de la compañía Ryanair, según ha publicado ‘The Irish Sun'.

Este rotativo recoge que Higgins fue visto dentro del avión por otros compatriotas, que mostraron su sorpresa al verle a bordo de esta aerolínea de bajo coste.

Así mismo, recoge que el mandatario en lugar en lugar de utilizar el Learjet 45 del Cuerpo Aéreo de Irlanda, como "hace a menudo hace en asuntos oficiales", viajó en una "aerolínea económica, sentado junto a otros turistas".

Según ‘The Irish Sun', un pasajero relató a este diario que "Sabina (por la esposa de Higgins) también estaba allí. Llegó el último y luego salió el primero a la llegada. Un coche lo estaba esperando en la pista".

Este hecho, es decir, que la seguridad del presidente irlandés y su mujer estuvieron garantizadas en todo momento desmonta el principal argumento del Gobierno de Sánchez, según recoge Segundo Sanz en okdiario.

Este hecho, es decir, que la seguridad del presidente irlandés y su mujer estuvieron garantizadas en todo momento desmonta el principal argumento del Gobierno de Pedro Sánchez.

Moncloa mantiene que los viajes privados del jefe del Ejecutivo debe hacerlos en el Falcon del Ejército del Aire por cuestiones de seguridad. Así ocurrió, por ejemplo, con la boda de su cuñado en La Rioja el pasado julio, a la que voló también en un vuelo privado con cargo al erario público.

Por su parte, la Oficina del presidente irlandés no ha hecho público este viaje, pero el citado rotativo recoge que Higgins y Sabina "obtuvieron el permiso del Gabinete antes de ir a su descanso privado". "Esto se debe a que el Gobierno debe aprobar cualquier aventura extranjera del ‘Primer Ciudadano', ya que podría tener que regresar ante la adopción de una ley de emergencia", señala el diario irlandés, que enmarca las vacaciones de Higgins entre el 28 de diciembre y el 8 de enero.

En enero de 2013, el presidente de Irlanda viajo también a Lanzarote -la misma isla elegida ahora por Sánchez- para un descanso que fue "pagado personalmente por Higgins", de su propio bolsillo, cuenta ‘The Irish Sun'. En cambio, aquí en España, Moncloa se niega a dar respuesta a los grupos de la oposición, que así lo exigen con iniciativas parlamentarias de control, del coste que tienen para las arcas públicas los viajes privados de Sánchez a bordo del Falcon.