Mundo
Pawel Adamowicz, el alcalde de la ciudad polaca de Gdansk, y Stefan W. su asesino, dirigiéndose al público tras asesinarlo. EP

Pawel Adamowicz, el alcalde de la ciudad polaca de Gdansk, ha fallecido por las graves heridas causadas por un hombre que le apuñaló durante un evento benéfico ante cientos de personas.

"Hemos perdido la lucha por su vida", ha lamentado el ministro de Salud polaco, Lukasz Szumowski, a la prensa local, según la emisora privada TVN.

Para este 14 de enero de 2019 por la tarde ya se han convocado en todo el país actos en recuerdo de Adamowicz, que ha muerto a los 53 años, según han confirmado fuentes del hospital donde permanecía ingresado.

El agresor es un exconvicto de 27 años identificado como Stefan W. (la ley polaca impide publicar el apellido de un detenido), que había salido de prisión a finales de 2018 tras cumplir condena por robo a mano armada a entidades bancarias de esta localidad. Según las primeras investigaciones, el atacante actuó de manera "irracional" y en solitario.

Las autoridades también han informado de que el arma homicida es un cuchillo con una hoja de 14 centímetros de longitud. La fiscalía polaca ya ha acusado formalmente a Stefan W. de asesinato, lo que podría conllevar una pena de cadena perpetua.

El agresor cogió un micrófono tras apuñalar a Adamowicz y denunció que había sido "injustamente encarcelado" por el partido de la víctima

Se investiga cómo el agresor consiguió el pase de prensa que le permitió subir al escenario donde se encontraba Adamowicz, aunque algunos periodistas han asegurado a medios locales que los controles de acceso eran escasos, y de hecho un reportero afirma que accedió sólo asegurando que era redactor de un medio.

La agresión se produjo frente a la multitud que asistía a un popular acto benéfico anoche, y después de apuñalar a Adamowicz el agresor tomó un micrófono para asegurar que con su ataque buscaba vengarse por haber sido "injustamente encarcelado y torturado por (el partido) Plataforma Ciudadana".

"Es por eso que Adamowicz acaba de morir".

Por su parte, el viceministro del Interior polaco, Jaroslaw Zielinsk, ha precisado que el atacante "ha sufrido trastornos psiquiátricos" en el pasado, y ha informado de que su departamento ha abierto una investigación para determinar si la agencia privada de seguridad responsable del acto actuó con diligencia.

En este sentido, la agencia Tajfun afirma que el despliegue de seguridad fue el habitual en un acto multitudinario, donde no existía ningún indicio de amenaza que sugiriese que el alcalde debía tener especial protección.

Con todo, la seguridad del acto -Lights to Heaven, organizado por la Gran Orquesta de Caridad Navideña- está en el foco de todas las miradas. El fundador y líder de la entidad benéfica, Jerzy Owsiak, ha anunciado este lunes que abandona su cargo al frente de la organización.

Owsiak ha explicado que él mismo ha sido objeto de amenazas y mensajes de odio "con lenguaje fascista y nazi" sin que ello le proporcione ningún tipo de protección policial. Con todo, seguirá colaborandopara que esta organización -una de las mayores asociaciones sin ánimo de lucro de Polonia- continúe recaudando dinero para equipamiento médico en Hospitales estatales con niños con pocos recursos.