Mundo
El prófugo Puigdemont y el diplomático Carlos Bastarreche. EP

Todo muy 'diplomático', porque Carlos Bastarreche lo es, pero debajo de las educadas formas, va un mensaje letal que a los estirados académicos británicos les tiene que haber sentado a cuerno quemado, porque los deja con la vergüenzas al aire.

El embajador español en Reino Unido ha escrito una carta a la sociedad de debates Oxford Union para expresar su preocupación por el hecho de que haya invitado a un acto al expresidente catalán Carles Puigdemont: "un prófugo de la Justicia en España".

Para Bastarreche, darle a Puigdemont una plataforma para defender sus posiciones es "extremadamente inapropiado", sobre todo teniendo en cuenta que el acto no será un debate, sino una exposición a cargo del 'expresident'.

El evento está anunciado para el 28 de mayo de 2019.

"Con el debido respeto a la presunción de inocencia, ustedes son conscientes de que Puigdemont está acusado de serios delitos en España y debe, por lo tanto, responder a las autoridades judiciales",.

Bastarreche califica de "moralmente inaceptable" que, originalmente, se presentase a Puigdemont como "jefe de la resistencia catalana", un título que ya desapareció ayer de la web de la Oxford Union tras una protesta de una asociación, Foro de Profesores, que agrupa a 240 profesores e investigadores españoles.

El embajador subraya que el uso de la palabra "resistencia" parece sugerir que en Cataluña hay un "conflicto violento" contra el que hay que "resistir".

Eso, remarca, es "obviamente falso e implica una distorsión grave e intencionada de la realidad que ofende a mucha gente", especialmente "a la mayoría de los ciudadanos catalanes, que están totalmente en desacuerdo con Puigdemont".

Por todo ello, aunque deja claro su "pleno respeto por la libertad de expresión", el diplomático reitera su "firme desacuerdo" con la celebración del acto. En la misma línea, expresa su "respaldo pleno" a la carta de protesta que envió el Foro de Profesores, una "prestigiosa asociación de académicos españoles", dice.

La presidenta de la sociedad de debates, Genevieve Athis, ha explicado al diario The Oxford Student que habían aceptado eliminar la mención a la "resistencia catalana" por "claridad", aceptando la advertencia de los profesores españoles sobre que el título "podría ser potencialmente equívoco, especialmente para aquellos menos informados de la política catalana".