CRIMEN Y CASTIGO

Scotland Yard considera ‘terrorismo islamico’ el apuñalamiento de tres personas en el metro de Manchester

El fanático ha sido detenido pero no se ha facilitado todavía ni su nombre ni filiación

Scotland Yard considera 'terrorismo islamico' el apuñalamiento de tres personas en el metro de Manchester
Cuchillo sangre YT

Apesta a atentado terrorista islámico, pero todos se la cogen con paple de fumar (EEUU toma venganza y abate a un líder del Estado Islámico implicado en la decapitación de un estadounidense).

Tres personas resultaron heridas la noche de fin de año de 2018 en un ataque con un cuchillo de cocina en la estación de metro de Victoria, en la ciudad de Manchester, al norte de Inglaterra (El dramático instante en que el asesino islámico intenta acuchillar a tres policías y lo abaten de un balazo).

Un tipo de 25 años ha sido detenido y está siendo interrogado por la policía, que en un primer momento lo ha calificado de «incidente crítico» para, horas después, informar de que lo investiga como un posible atentado terrorista (El terrorista islámico que ha matado a 4 a tiros en Estrasburgo tenía granadas en casa).

Las fuerzas de seguridad han registrado un domicilio en el norte de la ciudad inglesa. La estación de Victoria ha reabierto al público esta mañana y los trenes circulan con regularidad, aunque con retrasos menores.

Los heridos son un hombre y una mujer de unos 50 años que han sido trasladados a un centro hospitalario con heridas de arma blanca en cara y abdomen.

Permanecen ingresados en estado grave, pero su vida no corre peligro. Además, un agente de la policía del transporte británica (BTP, en inglés) ha sido también apuñalado por el atacante, esta vez en el hombro, tras acudir a la escena del crimen.

El policía, de 30 años, ha sido dado de alta.

La agresión se produjo a las 21.00 hora local (una hora más en España peninsular) y tuvo lugar en uno de los andenes del suburbano.

El individuo, «completamente alterado», esgrimía un «cuchillo de cocina con el mango negro y una hoja de unos 30 centímetros», según ha relatado el productor de la BBC Radio Sam Clack, que se encontraba en el lugar de los hechos.

Clack ha explicado que los agentes de policía rodearon al individuo, lo rociaron con un aerosol de pimienta y «seis o siete se lanzaron sobre él». Tras ser detenido, el asaltante gritó:

«Mientras sigáis bombardeando otros países, esta clase de mierda seguirá ocurriendo».

Testigos del ataque han relatado a medios británicos que el autor gritó consignas islamistas antes de ser reducido por varios agentes.

Poco después de producirse el suceso, la policía ha señalado que no estaba claro que tuviera un móvil terrorista, por lo que fue declarado como un «incidente crítico».

Sin embargo, se informó de que la policía antiterrorista británica se ponía al frente de la investigación.

«Estamos tratando esto como una investigación terrorista», ha explicado a primera hora de la tarde el comisario jefe de la policía de Gran Manchester, Ian Hopkins, en rueda de prensa.

«Se han publicado muchas informaciones en la prensa sobre aquello que supuestamente dijo el atacante durante el incidente y por ello quiero dejar claro que estamos abordando esto como una investigación terrorista», ha añadido por su parte el ayudante del jefe de policía Russ Jackson.

«Sin embargo, es importante subrayar que mantenemos la mente abierta sobre los motivos que llevaron a este ataque», ha subrayado Jackson, que ha puntualizado que no hay pruebas que apunten a que hubo más personas involucradas en el incidente.

«Es comprensible que los acontecimientos de esta noche hayan preocupado a la población, pero tengo que subrayar que el incidente no sigue en curso, hay un hombre bajo custodia y en estos momentos no hay información de inteligencia que sugiera una amenaza más amplia», había indicado previamente el comisario jefe adjunto, Rob Potts, en un comunicado.

No obstante, Potts avanzó que se reforzará la seguridad en la ciudad, donde ya se registró un atentado suicida en mayo de 2017 en el que murieron 22 personas a la salida de un concierto de Ariana Grande.

Reino Unido se encuentra en su segundo nivel de amenaza más alto, lo que significa que se considera altamente probable que se produzca un ataque.

La primera ministra, Theresa May, ha expresado a través de las redes sociales que sus pensamientos «están con aquellos que fueron heridos por el presunto ataque terrorista en Manchester».

La jefa de Gobierno ha agradecido asimismo la actuación de los servicios de emergencia por su «valiente respuesta» ante el incidente. El ministro de Interior, Sajid Javid, ha declarado su solidaridad con las tres víctimas del «incidente» y les ha deseado una «completa recuperación».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído