FRANCIA EN LA ENCRUCIJADA

Evacuado el portavoz del Gobierno francés tras asaltar el Ministerio los ‘chalecos amarillos’

Benjamin Griveaux tuvo que ser sacado del edificio por los gendarmes

Evacuado el portavoz del Gobierno francés tras asaltar el Ministerio los 'chalecos amarillos'
El portavoz del Gobierno francés, Benjamin Griveaux. EP

El portavoz del Gobierno francés, Benjamin Griveaux, tuvo que ser evacuado en la tarde de este 5 de enero de 2018 por el asalto de un grupo de «chalecos amarillos» al edificio donde se encuentra su despacho, del que también fueron retirados sus colaboradores.

Los atacantes -entre una decena y una quincena- forzaron la puerta con un vehículo de obras que se encontraba en las proximidades y accedieron al patio, donde dañaron dos vehículos, una verja y rompieron varios cristales.

Griveaux, en una breve comparecencia ante la prensa, contó que se encontraba trabajando en su despacho -que se encuentra en el Ministerio de Relaciones con el Parlamento, en la calle de Grenelle- y que fue un responsable de la seguridad el que le avisó de que había que salir, lo que hizo con sus colaboradores por una puerta trasera.

«No se me ha atacado a mí, sino a la República» y «a la democracia», subrayó el portavoz, que consideró lo sucedido «inaceptable e inadmisible», y manifestó su esperanza de que los autores puedan ser identificados gracias a las cámaras de vigilancia para ser detenidos y «castigados».

«No cederemos a los violentos ni a los que piden derrocar al Gobierno», señaló en alusión directa al movimiento de los «chalecos amarillos».

Este incidente se produjo en el marco del octavo sábado consecutivo de protestas de los «chalecos amarillos», con movilizaciones que degeneraron en disturbios en varias ciudades de Francia, en particular en París.

Griveaux había lanzado este viernes un mensaje de mano dura contra los que siguen participando en las acciones de los «chalecos amarillos», a los que calificó de «agitadores que quieren la insurrección y derrocar al Gobierno» y al presidente, Emmanuel Macron.

Desde primera hora de la mañana, como ocurrió en sábados anteriores, se constataban bloqueos en diferentes puntos de la red vial, como en la nacional 20 en Foix, cerca de la frontera española; en la autopista A9 al sur de Montpellier, en la A7 entre Valence y Aviñón, en la A89 al oeste de Lyon o en la travesía de Reims, informa el Centro Nacional de Información Vial (Bison Futé) en su página web.

También hubo concentraciones por la mañana en diferentes ciudades, como en París, con varias decenas de personas en la avenida de los Campos Elíseos y en una marcha en el barrio de Saint Germain des Près, o en Marsella, con varios cientos de personas que desfilaron por el centro.

En la capital se han organizado varios puntos de concentración durante el día, en particular una manifestación que debe celebrarse esta tarde entre el Ayuntamiento y la Asamblea Nacional.

Uno de los retos de este movimiento, que ha generado la mayor crisis social desde que comenzó en mayo de 2017 el mandato del presidente francés, Emmanuel Macron, es mostrar su capacidad para sacar gente a la calle y romper con el bajón constatado en las últimas semanas; el 29 de diciembre las autoridades contabilizaron 12.000 manifestantes en toda Francia y 38.600 el día 22, muy lejos de los 282.000 del 17 de noviembre.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído