El líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, presenta una moción de censura contra el Gobierno

La humillante derrota histórica de Theresa May en el Brexit que condena a toda Europa

El Parlamento del Reino Unido rechazó por abrumadora mayoría el plan del Brexit que la primera ministra Theresa May había alcanzado con la Unión Europea (UE), y derivó en una moción de censura convocada por la oposición laborista para hoy, lo que puede voltear el gobierno conservador y obligar a elecciones anticipadas. Inclusive hasta podría allanar el camino para un segundo referendo sobre la separación británica del bloque europeo.

La aplastante derrota de May, considerada por la BBC como «la mayor derrota para un gobierno en toda la historia» del reino, hundió al país en una profunda crisis política y debilitó aún más su ya frágil liderazgo.

Momentos después de la votación, la premier misma reconoció que lo correcto era probar si el gobierno aún tenía el apoyo de los legisladores. Así que este miércoles el Parlamento votará la moción de censura planteada por el líder opositor Jeremy Corbyn.

Por 432 votos en contra y 202 a favor, la Cámara de los Comunes rechazó el pacto presentado por May, que cuenta ahora con un plazo hasta el próximo lunes para exponer un plan alternativo. Lo llamativo es que más de cien conservadores se rebelaron contra la disciplina de voto de su formación para oponerse al pacto de la primera ministra.

El repudio tanto de euroescépticos como de partidarios de mantenerse en la UE se debe a los polémicos términos acordados por May en la negociación con Bruselas. El plan dejaba al Reino Unido en un verdadero limbo con la Unión Europea por un largo tiempo, ya que adhería a lo que determinara Bruselas, pero sin derecho a intervenir en esas decisiones.

Momentos después de la demoledora votación en el Parlamento, el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, presentó una moción de censura contra el gobierno conservador con el objetivo de tratar de forzar elecciones anticipadas.

Los conservadores más euroescépticos reclaman a May que vuelva a Bruselas en busca de nuevas concesiones, en particular respecto al mecanismo de salvaguarda diseñado para evitar una frontera «física» en Irlanda del Norte. Argumentan que esa cláusula dejará atado al Reino Unido a las estructuras comunitarias hasta que se firme un nuevo tratado comercial entre Londres y Bruselas, lo que puede tardar años.

Lea los labios: ¿llamó el líder laborista ‘mujer estúpida’ a Theresa May?

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído