Monarquía inglesa

Kate Middleton hundida, abandonó antes de tiempo y entre lágrimas, la cena de gala con Trump por la supuesta amante de su marido

Kate Middleton hundida, abandonó antes de tiempo y entre lágrimas, la cena de gala con Trump por la supuesta amante de su marido
Kate Middleton RS

Momentos muy duros en la vida de la duquesa de Cambridge. Kate vivió una de las peores noches de su vida el pasado lunes 3 de junio. Buckingham se vistió de gala para homenajear al presidente de los Estados Unidos y entre los cientos de invitados se encontraba Rose Hanbury, la supuesta amante del príncipe Guillermo. A pesar de todas las precauciones que se llevaron a cabo para tener la fiesta en paz, Kate Middleton abandonó el salón llorando después de que Donald Trump le dijera que se podía cortar la tensión con un cuchillo, según recoge informalia y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

Días antes de la cena Kate pidió sentarse lo más lejos posible de la que hasta hace un par de meses había sido una de sus mejores amigas: «Kate exigió hablar con el principal asistente de la reina y dijo que quería estar segura de que en el salón ella estaría sentada en el lado opuesto del asiento asignado a Rose. La reina Isabel II aprobó su petición en el último momento sabiendo lo catastrófico que resultaría que Kate se retirara de la cena inesperadamente», ha desvelado The Sun.

Ya de camino al palacio, la duquesa de Cambridge le puso los puntos sobre las íes a su marido: «Kate le dijo a Guillermo que no le permitía ni siquiera hacer contacto visual con Rose, y mucho menos saludarla o entablar una conversación con ella». Y para asegurarse de que así fuera, encomendó una tarea a su asistente personal: «Kate se aseguró de que su asistente tuviera un ojo puesto en Rose todo el tiempo para asegurarse de que nunca se acercara demasiado».

A pesar de todo, y según Daily Mail, la tensión se podía cortar con cuchillo y así lo hizo saber Donald Trump en conversación con Camilla Parker Bowles y Kate Middleton, que no pudo contener las lágrimas y se retiró llorando.

Según fuentes cercanas a Buckingham Palace, los rumores sobre la infidelidad del príncipe Guillermo han afectado mucho a Kate Middleton, que no logra recuperar la normalidad en la intimidad de su hogar. No es la única que lo está pasando mal: Rose Hanbury y su marido se han separado y su círculo cercano asegura que la joven sufre una grave depresión: «Está sola y cada vez más aislada».

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído