Los ex prisioneros ucranianos vivieron un emotivo reencuentro con sus familiares en un aeropuerto en Kiev

Así fue el histórico intercambio de prisioneros entre Rusia y Ucrania con el que ambos países buscan reducir tensiones

Un momento histórico. Es una medida esperada desde hace tiempo y considerada como un paso favorable a la paz, aunque contiene elementos controvertidos, según recoge el autor original de este artículo BBC y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

Rusia y Ucrania concretaron este sábado un intercambio de prisioneros que se espera ayude a reducir las tensiones entre ambos países.

Entre los liberados se incluyen 24 marineros ucranianos pero también un hombre considerado por las autoridades como «persona de interés» por su supuesta relación con el caso del derribo de un avión de Malaysia Airlines en el este de Ucrania en 2014, que provocó la muerte de 298 pasajeros y tripulantes.

«Tenemos que dar todos los pasos para poner fin a esta guerra horrible», dijo el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, quien acudió al aeropuerto a recibir a los prisioneros liberados.

El gobierno de Rusia también celebró el regreso a casa de sus ciudadanos.

Las relaciones entre ambos países se deterioraron de forma dramática en 2014, cuando Moscú se anexó la península de Crimea y grupos rebeldes con el apoyo ruso se alzaron en armas en Donetsk y Lugansk, dos regiones del este de Ucrania.

Desde entonces, más de 13.000 personas han muerto en el conflicto desatado allí.

El pasado mes de abril, Zelensky ganó las elecciones presidenciales en Ucrania con la promesa de dar prioridad al fin a esa guerra.

Desde ese punto de vista, el intercambio de prisioneros ha sido considerado por funcionarios rusos como un paso vital para mejorar «la atmósfera que rodea un arreglo sobre la crisis ucraniana».

Las negociaciones sobre esta medida fueron mantenidas en absoluto secreto, después de que funcionarios de ambos países advirtieron que cualquier filtración al respecto podía hacer descarrilar el intercambio.

En las primeras horas tras conocerse el intercambio, Rusia no había revelado los nombres de los prisioneros que fueron liberados por Ucrania.

Moscú dispuso que el arribo de estos se realizara de forma discreta en el aeropuerto Vnukovo de la capital rusa y que los primeros encuentros con los liberados se realizaran a puerta cerrada.

En Ucrania, la recepción fue muy distinta. Los prisioneros liberados por Rusia se reunieron con sus familiares en la pista de aterrizaje del aeropuerto Boryspil de Kiev, rodeados por la prensa.

Luego, el gobierno de Ucrania publicó la lista de las 35 personas que recuperaron su libertad, entre ellos hay 24 marineros que fueron detenidos por Rusia frente a las costas de Crimea a finales de 2018.

Los hombres fueron detenidos junto a tres barcos cuando intentaban cruzar el estrecho de Kerch, la única ruta disponible para acceder a los puertos ucranianos en el mar de Azov. Durante la operación, las fuerzas rusas hicieron disparos e hirieron a varios ucranianos.

En mayo pasado, un tribunal internacional ordenó a Rusia poner en libertad a los marineros y a sus barcos.

Entre los liberados se encuentra el cineasta Oleg Sentsov, quien en 2015 había sido condenado a 20 años de cárcel por planificar actos terroristas en Crimea en un juicio cuestionado por Estados Unidos y la Unión Europea.

Sentsov era considerado como el preso político número uno de Ucrania en Rusia.

También fue puesto en libertad Roman Sushchenko, un periodista ucraniano detenido en Moscú en 2016 acusado de espionaje

En la lista de liberados también están los activistas ucranianos de extrema derecha Mykola Karpyuk y Stanislav Klykh, quienes habían sido arrestados en Rusia en 2014 bajo la acusación de haber combatido junto a los rebeldes chechenos en la década de 1990.

Aunque oficialmente Rusia no ha confirmado los nombres de los prisioneros liberados por Ucrania, se sabe que entre ellos está Volodymyr Tsemakh, un supuesto comandante de las defensas aéreas de los rebeldes prorrusos que combaten en el este de Ucrania.

Tsemakh, de 58 años de edad, es considerado como «persona de interés» en la investigación que realizan las autoridades holandesas sobre el derribo del vuelo MH17 de Malaysia Airlines.

Se cree que Tsemakh era responsable de la defensa aérea en Snizhne, en la autoproclamada República Popular de Donetsk.

Snizhne se encuentra próxima al lugar desde el cual los investigadores dicen que fue lanzado el misil de derribó el avión de Malaysia Airlines

Un equipo de expertos internacionales que investiga ese caso, señaló en 2016 que el misil había sido traído desde Rusia y que había sido disparado desde un territorio controlado por los separatistas prorrusos.

Aunque Tsemakh no es considerado sospechoso, los fiscales internacionales habían dicho que querían que él permaneciera más tiempo en Ucrania para ser interrogado y, la semana pasada, solicitaron que no se le permitiera viajar a Rusia.

Pese a todo, el miércoles un tribunal ordenó su puesta en libertad y este sábado el gobierno holandés expresó su decepción por la decisión de Ucrania de enviarlo a Rusia.

En la lista de liberados también se encuentra Yevgeny Mefedov, quien había sido detenido tras los choques mortales entre grupos prorrusos y nacionalistas ucranianos ocurridos en el puerto de Odesa en 2014.

También quedaron libres los exsoldados ucranianos Maksim Odintsov y Aleksandr Baranov, quienes desertaron cuando Rusia se anexó Crimea, y el periodista ruso-ucraniano Kyrylo Vyshynsky, a quien Kiev acusa de traición.

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído