Podrán inyectarse el medicamento de clase A tres veces al día en una clínica especial en el marco de un plan aprobado por el Ministerio del Interior británico

¿Sabías que los delincuentes británicos recibirán heroína pagada por los contribuyentes para que dejen de robar?

¿Sabías que los delincuentes británicos recibirán heroína pagada por los contribuyentes para que dejen de robar?
¿Sabías que los delincuentes británicos recibirán heroína pagada por los contribuyentes para que dejen de robar? RT

En el Reino Unido ha estallado la polémica por el lanzamiento de un plan de la Policía de Cleveland que prevé ofrecer a los delincuentes convictos suministros de heroína médica, financiada por los contribuyentes, con el objetivo de reducir la tasa de los delitos que cometerían estos individuos buscando las vías ilegales para obtener esta droga en la calle, según recoge rt y comparte Paula Dumas para Periodista Digital.

De acuerdo con la información de ‘Daily Mail’ al menos 15 delincuentes convictos de la ciudad de Middlesbrough (Inglaterra, Reino Unido) podrán inyectarse el medicamento de clase A tres veces al día en una clínica especial del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés) a partir de este mes. Los trabajadores de la salud supervisarán a los adictos mientras se autoadministran la droga. El proyecto fue aporbado por el Ministerio del Interior británico.

¿Por qué pagarles la droga?
Este plan, primero de su tipo en el Reino Unido, fue ideado por el jefe de la Policía y Crimen de Cleveland, Barry Coppinger. Su oficina proporcionará casi un tercio del costo anual del programa, que alcanza 440.000 libras esterlinas (casi 543.000 dólares). El resto de los fondos proviene de los presupuestos de prisiones, libertad condicional y salud pública.

De acuerdo con las estimaciones de la Policía de Cleveland, este monto es mucho menos de la suma que suponen los daños económicos que causan los adictos a la heroína, cometiendo delitos para conseguir la droga. Así, las investigaciones preliminares encontraron que 20 de los adictos más extremos de la ciudad de Middlesbrough habían cometido un total de 351 delitos en solo dos años, la mayoría eran robos en las tiendas, lo que le costó a la sociedad 784.890 libras esterlinas (casi 968.000 dólares).

Coppinger había explicado que el plan se centrará en los drogadictos de larga data «para quienes todos los otros tratamientos han fallado». De acuerdo con el plan, si los adictos dejan de robar para comprar drogas, no solo se evitarán los delitos, sino que se liberarán recursos del NHS y de la Policía.

¿Por qué critican el plan?
A finales de este septiembre, la Policía de Cleveland fue duramente criticada en un informe de un organismo público de control de Policía. Después de esta publicación Coppinger anunció que renunciaría como comisario de la Policía de Cleveland el próximo año.

A finales de la semana pasada, varios críticos, siguiendo la tonalidad general del documento condenatorio declararon que estaba mal que Cleveland «recompensara» a los delincuentes convictos con drogas gratis.

Entre los críticos ha estado Ben Houchen, el alcalde de Tees Valley (Inglaterra, Reino Unido), quien ha aseverado que «Barry Coppinger ha fallado constantemente a la gente de Cleveland y a sus oficiales de policía en servicio» y «ahora está socavando activamente los esfuerzos para combatir la adicción a las drogas».

«No es correcto que un comisiario que ha fracasado tanto y que renunciará en cuestión de meses, haga del área de la fuerza de Cleveland un conejillo de indias para una nueva política experimental de drogas cuando ni siquiera estará cerca para enfrentar su consecuencias», ha indicado. Agregó que «la mayoría de las personas» preferirían ver estos fondos invertidos «en hacer lo correcto», como apoyar la labor policial de primera línea.

Autor

Paula Dumas

Informar y entretener; periodismo del siglo XXI, actualidad y redes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído