Entre las víctimas hay ocho mujeres y un adolescente. Según las autoridades podrían haber muerto congeladas

Todas las personas fallecidas dentro de ‘el camión de la muerte’ de Reino Unido eran chinos

Todas las personas fallecidas dentro de 'el camión de la muerte' de Reino Unido eran chinos

Cuanto más sabemos de este caso, más duro resulta. La policía de Essex informó el jueves de que las 39 personas halladas muertas en un camión frigorífico en un polígono industrial de este condado inglés en la madrugada del miércoles eran de nacionalidad china. Entre las víctimas hay ocho mujeres. Según las autoridades, podrían haber muerto congeladas, ya que el camión alcanza temperaturas de hasta 25 grados bajo cero. La policía añadió que «cada una debe someterse a un proceso forense para determinar la causa de la muerte» y un portavoz señaló que el proceso de trasladar los cuerpos a la morgue comenzará esta noche, según recoge el autor original de este artículo Ivannia Salazar e Íñigo Gurruchaga en ABC y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

Según ha confirmado la compañía con sede en Dublín, Global Trailers Rental Europe, GTR, a la radiotelevisión pública irlandesa RTÈ, el remolque frigorífico donde murieron las 39 víctimas fue alquilado el 15 de octubre en sus instalaciones en Monaghan, junto a la frontera irlandesa. Tiene otra sucursal en la ciudad también fronteriza de Dundalk. El precio del alquiler fue de 275 euros por semana. En esa comarca existen redes poderosas de contrabando, establecidas durante décadas para aprovecharse de las diferencias en precios o tasas a combustibles, tabaco y otras mercancías entre las dos Irlandas. En el pasado, hubo redes de contrabando vinculadas a grupos terroristas.

Además, la policía registró al menos dos viviendas en Irlanda del Norte, país de origen del conductor del camión, que está detenido como sospechoso de asesinato. Según medios británicos, fue el propio conductor, identificado como Mo Robinson, de 25 años, quien encontró los cuerpos al abrir las puertas del camión. En declaraciones al «Mail Online», un amigo de Robinson explicó que «cuando abrió el contenedor y vio todos los cadáveres, estaba absolutamente horrorizado, como cualquiera lo estaría, y llamó al servicio de ambulancias que a su vez alertó a la policía».

Dudas sobre el conductor

El joven, cuya pareja está esperando un bebé y que ha sido conductor de vehículos pesados durante más de cinco años, fue quien recogió el contenedor tras su llegada al puerto de Purfleet, en el este de Inglaterra, proveniente de Zeebrugge, en Bélgica. El concejal Paul Berry declaró ante los medios que los habitantes de Laurelvale, donde vive la familia del conductor, «están en shock». «La comunidad espera que haya sido detenido por este asunto siendo inocente», aseguró Berry, quien confía en que las fuerzas de seguridad den con los autores de esta tragedia.

La Fiscalía belga señaló que el remolque estuvo en el puerto por muy poco tiempo: «Los resultados preliminares de la investigación muestran que el contenedor llegó a Zeebrugge a las 14.49 horas del 22 de octubre y abandonó el puerto esa tarde para llegar a Purfleet el 23 de octubre a la 1.00». Sin embargo, no se ha podido determinar aún el momento en que los inmigrantes subieron al camión, que fue registrado en Bulgaria en el 2017 por una empresa irlandesa. Joachim Coens, director ejecutivo del puerto de Zeebrugge, le dijo al canal de televisión flamenco «VRT» que es «poco probable que se cargaran personas en el contenedor» en ese puerto ya que «un contenedor refrigerado en la zona está completamente sellado» y durante la verificación previa al embarque «se examina el sello, al igual que la matrícula», pero la revisión del contenido se realiza de modo aleatorio. Esto fue confirmado por David Wood, ex director general de Control de Inmigración, que asegura que las autoridades no pueden registrar cada vehículo y contenedor que se mueve entre los puertos.

La policía advirtió hace hace tres años que los traficantes están eligiendo vías alternativas, como el puerto de Purfleet, ante el aumento de los controles en otros más concurridos como Dover o Calais. La Agencia Nacional del Crimen y la Fuerza Fronteriza han advertido sobre el mayor riesgo de contrabando de personas a través de Bélgica y en concreto han señalado a Zeebrugge.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído