El presidente chino Mister Xi Jinping, y su esposa, agasajados en Canarias con todos los honores

El presidente chino Mister Xi Jinping, y su esposa, agasajados en Canarias con todos los honores
El presidente chino Mister Xi Jinping, y su esposa, agasajados en Canarias con todos los honores RS

El presidente chino ya había visitado la isla de Gran Canaria en una escala similar, en 2016.. Esta vez hicieron escala a su vuelta de Brasil, donde habían asistido a la XI Cumbre de los BRICS. Por supuesto, el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, les esperaba a pie de pista para darles la bienvenida en su primera visita a la isla. Allí mismo, el socialista canarión aprovechó para vender el mejor producto de su tierra al presidente de la nación más poblada del planeta (1.400 millones de almas) y obsequió al presidente chino y la ‘primera dama’ con varias publicaciones sobre espacios naturales protegidos en las Islas Canarias.

Uno de los pocos seres humanos capaz de enfrentarse cara a cara al mismísimo Donald Trump es el todopoderoso presidente de China, Xi Jinping, que aterrizaba en Tenerife a las siete y media de la tarde del pasado viernes (una hora más en la península) con su Air Force One, un Boeing 747 del Gobierno chino. El político que tiene al mundo pendiente de su guerra de aranceles con el mandatario norteamericano llegó acompañado por su esposa, la cantante Peng Liyuan, según recoge informalia y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

Jinping y su mujer fueron escoltados por la Policía Nacional y la Guardia Civil desde la pista de aterrizaje hasta The Ritz Carlton Abama. Las autoridades locales habían cortado el tráfico en la autopista TF-1, que lleva al municipio de Guía de Isora, donde se sitúa el lujoso hotel que acogió al mandatario y a Peng Liyuan.

La isla cerrada para Xi Jinping
Durante las 24 horas que el matrimonio pasó en la isla, en medio de un despliegue de seguridad sin precedentes,  Xi Jimping y su esposa visitaron el Parque Nacional del Teide (Patrimonio de la Humanidad), lo cual provocó el cierre de los accesos a Las Cañadas del Teide desde el sur, tanto por la zona de Vilaflor como por Chío, entre las diez de la mañana y hasta las cinco de la tarde. El Parador y el teleférico del Teide se mantuvieron cerrados, permitiendo el acceso únicamente al presidente y su comitiva. La autopista volvió a cortarse de nuevo por la tarde desde el cruce de Armeñime hasta el aeropuerto con motivo del desplazamiento de la delegación china para su despedida.

El embajador de China en Madrid, Lyu Fan, le había comunicado a su presidente que venía a uno de los países más seguros del mundo y desde luego no parece que defraudáramos las expectativas, eso sí, a costa de habitantes y turistas que aguantaron estoicamente las molestias que supuso la «privatización» de una parte de la isla para complacer al presidente Xi Jinping.

Bienvenido mister Jinping
Como en la célebre Bienvenido Mister Marshall (Luis garcía Berlanga, 1953), la esperanza de que la llegada de un mandatario tan poderoso a Canarias supone una esperanza para las islas, según ha hecho saber Ángel Víctor Torres en unas declaraciones. El socialsita ve la visita del mandatario chino como «la mejor inversión» y considera muy importante haberle dado una gran bienvenida. El presidente canario que que la decisión de Xi Jinping de pasar una noche en Tenerife abre puertas de un mercado tan grande como el chino, más importante aún después de la quiebra de Thomas Cook.

La primera dama
Peng Liyuan, la esposa del presidente de China, también acompañó a su esposo hace ahora un año en su visita oficial a España, donde compartió cenas, actos y confidencias con doña Letizia.

El poderío militar y comercial de China no permite objeciones al respeto a los derechos humanos en el país más poblado, nada que ver con los comentarios de la visita de los Reyes a Cuba, por ejemplo. La moral, la ética o los principios, como vemos, tienen mucho que ver con el pragmatismo o los negocios. Recordemos que el presidente chino y su mujer cenaron con don Felipe y doña Letizia en Zarzuela, después hubo bienvenida oficial y cena de gala en el Palacio Real y, como es lógico, no hubo boicots. Además, la primera dama china, a la que se la conoce en su país como Mamá Peng, visitó junto a nuestra reina el Teatro Real. Recordemos que ya era famosa como cantante antes de convertirse en la mujer del jefe del Estado.

Peng Liyuan, de 57 años, se alistó en el Ejército de Liberación Popular nada más cumplir 18 años. Sus superiores le encargaron dar conciertos para animar al resto de soldados cuando se dieron cuenta de su buena voz, y gracias a ello adquirió el mayor rango en el ejército chino. Conoció al hoy presidente Xi Jinping, en 1986, diez años mayor que ella, a través de un amigo común. Es la segunda mujer del mandatario chino, que ya había estado casado antes, con la hija de un diplomático. Su primera mujer quiso irse a vivir al extranjero y él no. Un año después de su primer encuentro, Peng Liyuan y su novio se dieron el ‘sí, quiero’. De esa unión nació la única hija del matrimonio, Xi Mingze, de 26 años, que ha estudiado en Harvard. En 2013, y tras haber ocupado el cargo de vicepresidente, Jinping se convirtió en presidente de la República Popular China y su esposa en primera dama.

Su perfecto dominio del inglés y su gusto a la hora de vestir llevó a publicaciones como Vogue a asegurar de ella que «es la primera vez que una primera dama de China aparece como una mujer moderna que viste bien, con buen gusto y confianza». Aunque el potente aparato de propaganda del Gobierno comunista chino se ocupa de difundir que la primera dama es amante de la cocina o de ir a la compra, también ha sido foto de polémicas. Como cuando, semanas después de que el Gobierno chino empezara una campaña de desprestigio en contra de la marca Apple, aparecieron unas imágenes de Liyuan haciendo fotos con un iPhone 5 en un viaje a México.

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído