Tras un pacto entre Francia, Alemania, España, Italia, Países Bajos y Portugal

Acuerdo en el Eurogrupo: medio billón de euros y un Fondo para la Reconstrucción

Los ministros descartan finalmente la concesión de coronabonos, como pretendía Sánchez, y dejan la creación de un Fondo de Reconstrucción en manos de los Jefes de Estado o de Gobierno

Acuerdo en el Eurogrupo: medio billón de euros y un Fondo para la Reconstrucción
Un viejo mapa de Europa. PD

Ha costado un mes, pero al fin hay acuerdo.

Los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro (Eurogrupo) han aprobado este 9 de abril de 2020 una respuesta económica conjunta ante el coronavirus que se cuantifica en 540.000 millones de euros.

También se pondrá en marcha a medio plazo un fondo de recuperación, una vez superada la emergencia sanitaria.

El primero en anunciarlo ha sido el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, en un mensaje compartido en la red social Twitter.

«Excelente acuerdo entre los ministros de Finanzas europeos: 500.000 millones de euros estarán disponibles inmediatamente. Un fondo de recuperación por venir. Europa decide y se muestra a la altura de la gravedad de la crisis».

Así, el fondo europeo de rescates (MEDE) dará hasta 240.000 millones en líneas de crédito a los Estados miembros, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) movilizará 200.000 millones en préstamos para empresas y el fondo contra el desempleo propuesto por la Comisión Europea pondrá a disposición de los gobiernos europeos otros 100.000 millones.

El Eurogrupo ha logrado este acuerdo sobre la base de un documento previo pactado entre Francia, Alemania, España, Italia y Países Bajos.

La ministra española, Nadia Calviño, ha calificado el hecho de «buen acuerdo», resaltando la «red de seguridad triple para trabajadores, empresas y estados».

Pablo Casado (PP).

Se supera la oposición de Holanda

Así, ha logrado superarse el principal escollo que ha traído de cabeza a los negociadores en los últimos días:  la oposición de Holanda a que los créditos blandos que otorgue el MEDE, el mecanismo de rescate europeo, tan solo tengan una condicionalidad «light».

Todos están a favor. Pero La Haya, ya sola, exigía que los países más golpeados por el virus también hagan reformas para acceder a la ayuda europea, algo que suponía un requisito inaceptable para Italia, que seguía defendiendo la emisión de ‘coronabonos’, mutualizando la deuda.

La distancia entre Italia y Holanda era tal que la teleconferencia del Eurogrupo, prevista para las 17.00 pm, se retrasó en varias ocasiones hasta quedar fijado su arranque para las 21.30pm.

El presidente del Eurogrupo, Mario Centeno, con el respaldo de Francia y Alemania, intentaba acercar las posturas entre italianos y holandeses.

Los contactos bilaterales dieron sus frutos.

«Estamos muy cerca del acuerdo», dijo Centeno a media tarde.

Pero también avisaba, sobre todo con la mirada puesta en Holanda, que «no hay pasajeros de primera, o nos hundimos o nadamos juntos».

El primer ministro holandés, Mark Rutte, también se mostró esperanzado por la mañana con la posibilidad de llegar a buen puerto.

Eso sí, entonces no se movía de su exigencia de reformas. Holanda «quiere ayudar a los países a estar en una posición más fuerte la próxima vez que algo así ocurra», indicó con tono eufemístico.

El acuerdo sobre el MEDE, que desbloquea el paquete de liquidez, ha sido solo la primera batalla, y la más sencilla. Para los líderes quedará en los próximos días empezar a delinear el plan de recuperación para salir de la recesión que causará la pandemia. Y, sobre todo, cómo se financiará.

Es decir, si habrá ‘coronabonos’ o algún sucedáneo de deuda conjunta, la madre de todas las guerras entre el Norte y el Sur, desde que ambos bandos existen en la moneda común.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído