CONTROL DE MEDIOS CRÍTICOS CON EL GOBIERNO O SILENCIAR A LA OPOSICIÓN, ENTRE LAS ACCIONES MÁS FRECUENTES

¿Abuso de poder? Los líderes europeos que se aprovechan de la crisis del coronavirus para implantar el terror

El Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil ha reconocido que entre las distintas misiones de la Benemérita se encuentra la de "minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno"

¿Abuso de poder? Los líderes europeos que se aprovechan de la crisis del coronavirus para implantar el terror

¿Ha acabado la democracia con la crisis del coronavirus en Europa? ¿Hay abuso de poder por parte de las instituciones? Algunos dirigentes europeos están siendo cuestionados por la forma en la que están respondiendo contra la pandemia. A muchos, incluso, se les acusa de estar reforzándose a base de instaurar el miedo contra aquellos que son críticos.

‘Operación Mordaza’ de Sánchez y la censura a los medios en España

El aparato de propaganda de La Moncloa, con su presidente y ministros al frente, lleva semanas reclamando silencio a la oposición y tratando de amordazar a los medios de comunicación que no le bailan el agua. De hecho, el Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, José Manuel Santiago, ha reconocido sin asomo de vergüenza alguna en la rueda de prensa que se celebra a diario en la sala de prensa del Palacio de La Moncloa que entre las distintas misiones de la Benemérita se encuentra la de «minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno». Es evidente que el general Santiago ha revelado con sinceridad castrense lo que en el Gobierno Sánchez es una consigna para frenar su descrédito imparable.

La polémica se produce en un momento en que arrecian las críticas contra el Gobierno socialcomunista por aprovechar el estado de alerta para tomar decisiones que afectan a los derechos fundamentales de los ciudadanos.

Así, por ejemplo, están los antecedentes de las ruedas de prensa teledirigidas, que el Ejecutivo tuvo que corregir a regañadientes, o la neutralización del Portal de Transparencia y la pregunta del CIS que incitaba a justificar la existencia de una fuente única y oficial para los medios de comunicación en la crisis del coronavirus, lo que afecta directamente a la libertad de prensa.

El caso de Hungría

Según Nick Thorpe, corresponsal en Budapest, en el caso de Hungría, el primer ministro Viktor Orban, está siendo objeto de críticas por utilizar la pandemia para acumular más poder, en vez de unir al país. Este país declaró el estado de emergencia el 11 de marzo, pero de manera indefinida.

De esta forma el gobierno puede gobernar por decreto durante el tiempo que estime necesario. Los críticos apuntan al fin de la democracia y el experto en derecho constitucional Zoltan Szente, ha advertido de que la pandemia podría utilizarse para continuar con estos poderes extraordinarios.

Sobre el poder de Orban hay tres áreas de control: el Parlamento sigue sesionando, el Tribunal Constitucional aún funciona y las elecciones generales están programadas para 2022.

Turquía y el control de la opinión pública de Erdogan

Orla Guerin, corresponsal en Estambul, ha señalado que el líder de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, no necesita la excusa del coronavirus para obtener más poder puesto que ya lo tiene.

Según Emma Sinclair-Webb, directora de Human Rights Watch para Turquía, existe un sistema centralizado por el que no es necesario obtener más poderes. La experta asegura que incluso hubo un intento de aumentar el control sobre las compañías de redes sociales. El fin era, «fortalecer las plataformas de redes sociales para someterlas al control y la censura del gobierno».

De hecho, muchas personas han sido arrestadas en el país por publicaciones «provocativas» sobre el coronavirus. «Ocultar los hechos y crear un monopolio de información se convirtió desafortunadamente en la forma en que se gobierna este país», ha afirmado Ali Cerkezoglu, de la Asociación Médica de Turquía. «Los médicos, enfermeras y trabajadores de la salud se han acostumbrado en los últimos 20 años».

Rusia: la pandemia acaba con la ambición de poder de Putin

Para Steve Rosenberg, corresponsal en Moscú, en enero, se modificaría la Constitución rusa para permitir que Vladimir Putin permaneciera otros dos períodos más en el cargo. Posteriormente se celebraría una votación el 22 de abril para obtener el apoyo de la población. No obstante, la crisis del coronavirus ha truncado sus planes y ha pospuesto la votación.

Las medidas de confinamiento, según explica el corresponsal de la BBC, «están destinadas a diezmar la economía, con predicciones de una recesión que puede durar dos años y millones de pérdidas de empleos.»

Aquellos que apoyan a Putin, apoyarán la idea de que, en una crisis nacional, Rusia requiere un liderazgo fuerte y que Putin debería permanecer por más tiempo. En cuanto al sector crítico, ya han acusado a las autoridades de utilizar la pandemia para reforzar el control.

Una nueva ley aprobada por el Parlamento impone sanciones a las personas condenadas por difundir lo que consideran información falsa sobre el coronavirus con incluso cinco años de prisión.

SUPERCHOLLOS

¡¡¡ DESCUENTOS SUPERIORES AL 50% !!!

Las mejores descuentos de tiendas online, actualizados diariamente para tí

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Cristina López Mantas

Cristina López Mantas (1994) es graduada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, redactora de política en Periodista Digital.

Lo más leído