Se le atribuyen la muerte de 100 personas durante el conflicto registrado entre 1998 y 2000

El presidente de Kosovo, acusado de crímenes de guerra ante La Haya

La Fiscalía presentó cargos por violaciones a los derechos humanos al líder del Partido Democrático de Kosovo, Kadri Veseli

El presidente de Kosovo, acusado de crímenes de guerra ante La Haya
Hashim Thaçi PD

El presidente de Kosovo está señalado por cometer crímenes de guerra.

La Fiscalía del Tribunal de La Haya acusó a Hashim Thaçi de autorizar torturas, persecuciones y desapariciones forzadas entre 1998 y el 2000, por lo que será investigado por crímenes de guerra y de lesa humanidad.

Entre las acusaciones contra el mandatario está el asesinato de cien personas.

Un juez de las salas de justicia especializadas de Kosovo debe revisar la acusación referente al pasado de Thaçi como líder del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK).

Con dicha información, tomará la decisión de confirmar o no los cargos imputados en contra de Thaçi.

La Fiscalía presentó los mismos cargos contra el líder del Partido Democrático de Kosovo, Kadri Veseli, y otros líderes kosovares que no han sido nombrados.

El proceso sumario “es el resultado de una larga investigación y refleja la determinación de la Fiscalía de que puede probar todos los cargos más allá de una duda razonable”, aseguró la oficina encabezada por el fiscal jefe Jack Smith.

“El fiscal ha considerado necesario emitir este aviso público de cargos debido a los repetidos esfuerzos de Hashim Thaçi y Kadri Veseli de obstruir y socavar el trabajo de las salas de justicia especializadas de Kosovo”, se dice en el comunicado.

Según la fiscalía, los acusados “han llevado a cabo una campaña secreta para revocar la ley que creó la corte” con el objetivo de “garantizar que no se enfrentan a la justicia”.

El tribunal especial sobre Kosovo tiene el mandato de juzgar a los mayores responsables de crímenes de guerra y de lesa humanidad presuntamente cometidos entre 1998 y el 2000 por la guerrilla albanokosovar.

Las víctimas, según la acusación, se cuentan por centenares y son albaneses, serbios, romaníes, miembros de otras etnias y opositores políticos.

Las salas de justicia especializadas de Kosovo siguen la ley kosovar, pero están formadas por magistrados internacionales y tienen su sede en La Haya debido a la alta sensibilidad que genera la cuestión en Pristina, así como para dar una mayor protección a los testigos que declaren.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído