Bloquearon su traslado a Alemania, tras autorizar inicialmente un vuelo sanitario a Berlín

Los médicos rusos dicen que no hay veneno en la sangre de Alexei Navalny

Anatoli Kalinishenko, subdirector del hospital de urgencias de Omsk, donde el político opositor fue ingresado

Los médicos rusos dicen que no hay veneno en la sangre de Alexei Navalny
Alexei Navalny y Vladimir Putin. PD

No se ha descubierto “ningún veneno” en el organismo del líder opositor ruso Alexei Navalny, ingresado en la unidad de cuidados intensivos de un hospital en Siberia, indicó este viernes uno de los médicos responsables del centro.

Hasta ahora no se ha identificado ningún veneno en la sangre ni en la orina, no hay rastros de una presencia” de veneno, dijo Anatoli Kalinishenko, subdirector del hospital de urgencias n°1 de Omsk, donde el opositor fue internado. Los allegados del líder opositor afirman que fue “envenenado intencionalmente”, “con algo mezclado con su té”.

“No creemos que haya sido víctima de un envenenamiento”, agregó el doctor, añadiendo que no podía, por ley, hacer público su diagnóstico, pero que sí había sido comunicado a su familia.

Kalinishenko afirmó que su estado “inestable” no permite el traslado al extranjero, pese a la llegada a Omsk de un avión medicalizado desde Alemania, fletado por una ONG que espera llevar al líder opositor a Berlín.

Alexei Navalny es uno de los críticos más firmes del Kremlin. Estaba viajando en un avión desde Tomsk a Moscú cuando se sintió muy mal y el aparato tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia en Omsk.

El opositor fue internado en el hospital y está en coma, conectado a un respirador.

“El médico jefe anunció que Navalny no es transportable. Su estado es inestable”, afirmó la portavoz del opositor, Kira Yarmysh, en Twitter. El rechazo de trasladarlo “es una amenaza directa para su vida. Es mortalmente peligroso dejarlo en el hospital de Omsk sin equipamiento y sin que todavía se haya hecho un diagnóstico”.

Según ella, la decisión de los allegados del opositor no es suficiente para que sea transferido al extranjero, ya que los médicos se oponen.

Yarmysh ha denunciado que los médicos, presionados por el Kremlin, se niegan a autorizar su traslado a otro hospital tal y como se les había asegurado en un primer momento.

Yarmysh señaló directamente al régimen de Moscú de estar detrás de esta decisión tomada, ha dicho, “en el último momento”, pues en un primer instante, “los médicos dijeron que estaban listos para autorizar el traslado”.

Así lo ha comunicado a través de su cuenta de Twitter, en donde también denunció que la vida de Navalni, en coma desde el jueves, está en peligro porque “el jefe de cuidados intensivos se niega a asumir su responsabilidad”.

“El avión que organizamos para la evacuación de Alexei debería aterrizar en una hora. La prohibición de su traslado es un atentado contra su vida”, añadió.

Ese transporte al que hace referencia Yarmysh, podría ser el de la ONG alemana Cinema for Peace, quien informó horas después de conocerse la situación de Navalny que fletaría un avión medicalizado para que el opositor pudiera ser trasladado a Berlín, junto a su mujer, según contó su presidente, Jaka Bizilj, al diario Bild.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído