Las imágenes se hicieron virales en las redes sociales

Un policía rocía gas pimienta y detiene a un ‘chulo’ que se negaba a usar mascarilla en el Metro

El hombre argumentó tener una “condición médica” que lo exentaba de la medida impuesta por las autoridades sanitarias

El uso de la mascarilla generó una tensa situación en el transporte público de Liverpool.

Un oficial de policía roció a un pasajero de tren con gas pimienta, debido a que este se negó a usar una con una actitud retadora.

Los hechos sucedieron en un servicio de la línea Wirral, en la estación de Lime Street, en Liverpool.

En el vídeo que se hizo viral en las redes sociales se puede ver cómo un policía se acerca a un sujeto para indicarle que debía usar la mascarilla, pero el hombre se resiste a ello, además de argumentar que no puede hacerlo, pues tiene una “condición médica”.

Ante esta conducta, el oficial de la Policía de Transporte Británica insiste en que debe tener el accesorio de protección contra la COVID-19 o de lo contrario deberá bajar del tren, pero el hombre, con los brazos cruzados y un semblante de molestia evidente, se niega a seguir las instrucciones.

“La ley no te permite tocarme. No tengo que ponerme la mascarilla y no puedes retarme”, dice el sujeto mientras el policía está parado a su lado.

Tras un intercambio de palabras, la situación llega al punto más álgido cuando el oficial decide jalarlo para que salga del tren ante la negativa de usar la mascarilla.

Tras una serie de forcejeos, el policía saca una botella de gas pimienta y la acerca de manera amenazante al sujeto, quien se defiende y esconde entre sus brazos para que no le rocíen la sustancia en lo ojos. Mientras la discusión se calienta más, la persona que está grabando el momento le recuerda al policía que el hombre padece una “condición médica”.

Tras no poder sacar al sujeto del vagón, el policía solicita refuerzos a través de su radio. “Ya te dije que no tengo que usar una (mascarilla). ¡Ahora vete a la mierda!”, grita el pasajero con evidente enojo, quien se resiste ante los jaloneos.

Momentos después, el policía logra esposar una de las muñecas del hombre, lo que provoca que este se levante de su asiento con mayor molestia: “¡Qué carajos estás haciendo!”, comenta enojado mientras se mantiene encapsulado por el oficial, quien segundos más tarde logra disparar el gas pimienta.

De acuerdo con medios londinenses, después de un periodo de lucha entre el sujeto y la autoridad, llegaron los refuerzos para someter al sujeto, quien gritaba “¡ésta es la razón por la que no uso mascarilla!”.

En Inglaterra, de acuerdo con las disposiciones de las autoridades sanitarias, los pasajeros del transporte público están obligados por ley a usar una máscara facial o, de lo contrario, deberán enfrentar una multa de 100 libras esterlinas.

En caso de que se trate de un segundo caso, el pago subirá a 200 libras y en una tercera ocasión ascenderá a las 400 de manera sucesiva hasta alcanzar el pago máximo, que es de 3.200 libras esterlinas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído