Están dirigidas contra 40 altos funcionarios y excluyen al presidente

La Unión Europea impone sanciones contra Bielorrusia, pero no se atreve a castigar a Lukashenko

El ex país soviético también anunció sanciones contra el bloque en represalia

La Unión Europea impone sanciones contra Bielorrusia, pero no se atreve a castigar a Lukashenko
Alexandr Lukashenko. PD

Con cierta timidez, pero con más acritud de la que suele usar contra regímenes torturadores como el chavista de Venezuela.

La Unión Europea (UE) publicó este 2 de octubre de 2020 la lista de las 40 personas a las que se les aplicará sanciones inmediatas por su implicación en la violencia y la represión de la oposición democrática tras las elecciones en Bielorrusia, correctivo del que quedó exento el presidente del país, Alexandr Lukashenko.

Anunciada hace semanas pero confirmada el jueves, la decisión de sancionar a Minsk la tomó de urgencia el Consejo de la UE y fue posible gracias al acuerdo unánime de los Veintisiete en el Consejo Europeo extraordinario celebrado en Bruselas este jueves y viernes.

La lista de sanciones como la congelación de activos o la prohibición de viajar a la Unión Europea, incluye a viceministros, responsables de las fuerzas especiales, altos cargos del servicio secreto, mandos policiales o directores de prisiones de Bielorrusia, pero no a Lukashenko.

Según explicó tras la cumbre el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, la decisión de no incluir al presidente del país, una costumbre habitual en la UE, obedece a la intención de Bruselas de “seguir en contacto con alguien en Bielorrusia” para impulsar “el diálogo político”.

En las conclusiones adoptadas el jueves por los líderes de la UE, los Veintisiete reclamaron a Bielorrusia nuevas elecciones “libres y justas, sin injerencias extranjeras” y que las autoridades “pongan fin a la violencia y la represión, liberen a todos los detenidos y presos políticos, respeten la libertad de los medios de comunicación y la sociedad civil e inicien un diálogo nacional inclusivo”.

También pidieron a la Comisión Europea que elabore un plan de apoyo económico a Bielorrusia.

“Las sanciones contra los actores en Bielorrusia entrarán en vigor, eso significa que la Unión Europea está actuando contra aquellos que se oponen al movimiento democrático. Considero que es una señal muy importante”, dijo al término de la reunión del jueves la canciller alemana, Angela Merkel.

Reunión de los líderes europeos celebrada en Bélgica. Francisco Seco/Pool via REUTERSLas reacciones no demoraron en surgir. La cancillería de Bielorrusia anunció el viernes la adopción de sanciones en represalia.

Ante restricciones de visado a sus funcionarios, “la parte bielorrusa a partir de hoy [viernes] adopta una lista de sanciones en reciprocidad”, anunció en una nota oficial.

El gobierno bielorruso adelantó que no divulgará la lista de funcionarios europeos sancionados, pero amenazó con “consecuencias aún más serias” en caso de que la UE aumente las restricciones.

Además, llamó a consultas a sus embajadores en Lituania y Polonia. Los embajadores deben regresar a Minsk el próximo lunes, informó el portavoz del Ministerio de Exteriores, Anatoli Glaz, de acuerdo con la agencia oficial BELTA.

“Se invita a los embajadores de Polonia y Lituania en Bielorrusia a seguir este ejemplo” y regresar a sus respectivas capitales, añadió Glaz.

Según el portavoz, los jefes de las legaciones bielorrusas en Polonia y Lituania han sido citados al Ministerio de Exteriores en Minsk “a la vista de la inequívocamente actividad destructiva por parte de esos dos países”.

Otros socios de la OTAN como Canadá y el Reino Unido habían decretado la congelación de activos de Lukashenko esta semana, por lo que los Veintisiete tenían presión para conseguir la unanimidad y sumarse al castigo a las autoridades bielorrusas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído