NO SE VE A LA EXGIMNASTA DESDE QUE DIO A LUZ GEMELOS

La misteriosa desaparición de Alina Kabáyeva, la bella amante de Vladimir Putin

La ex campeona olímpica es tenida por la novia secreta de presidente desde 2008

La misteriosa desaparición de Alina Kabáyeva, la bella amante de Vladimir Putin
Alina Kabáyeva, la bella amante de Vladimir Putin. PD

En Rusia no se habla de la familia de Vladímir Putin y mucho menos de las intimidades del nuevo zar, porque el señor presidencia no es un tipo que se ande con pamplinas y a las primeras de cambio manda al hoyo, a prisión o al exilio al desventurado que le moleste.

Lo que sucedió con el diario ruso «Moskovski Korrespondent» es un ejemplo de la suerte que corren quienes violan ese precepto. Hace años, el rotativo publicó una información asegurando que el líder ruso se había separado de su esposa Liudmila debido a la relación sentimental que mantenía con la joven Alina Kabáyeva, a la que lleva 31 años de diferencia y ex campeona mundial de gimnasia rítmica.

Poco después se divulgó la información de que la joven esperaba un hijo de Putin. El periódico desapareció de repente, según la versión oficial, por «problemas financieros» y Kabáyeva desapareció de las páginas de la prensa.

Pero el pasado 11 de agosto de 2020, con motivo de haberse registrado la primera vacuna rusa contra la covid-19, fue precisamente Putin el que se refirió a su familia, al comentar que una de sus hijas la había probado. Ni siquiera especificó a cuál de sus dos hijas, Masha (diminutivo de María) o a Katia (Yekaterina, correspondiente al español Catalina), formaba parte del pequeño grupo de voluntarios a los que se inoculó la vacuna.

Y ahora, aprovechando el resquicio, afloran los rumores sobre su amante, la exgimnasta olímpica y diputada Alina Kabáyeva, quien hace de de un año, justo después de dar a luz gemelos, se ‘evaporó.

Justo antes, el «Moskovsky Komsomolets» filtró que Kabáyeva estaba embarazada del presidente y que se había habilitado toda una plata de un hospital de Moscú para su nacimiento. Casi de inmedito, el periódico borró la historia.

Desde entonces, tal y como recoge ahora el diario «The Sun», la deportista y diputada lleva desde entonces sin aparecer en público, una misteriosa desaparición sobre la que se ha estado especulando durante las últimas semanas en el país.

«Putin es un hombre muy reservado, ha estado escondiendo a sus dos hijas adultas bajo identidades falsas durante años. Si Alina dio a luz a sus hijos, su desaparición podría ser uno de los indicios más fuertes que apuntan a esto. Es obsesivo con la seguridad de su familia».

Alina Kabáyeva, campeona olímpica en Atenas 2004 que el pasado 12 de mayo cumplió 37 años, vuelve a estar en el centro de todos los comentarios.

La gimnasta es tenida por la novia de Putin desde 2008, cuando un diario moscovita publicó un artículo en el que hablaba de las dificultades por las que pasaba el matrimonio presidencial y de la supuesta relación amorosa con la famosa gimnasta.

Antes de aquellas noticias, Kabáyabea había vivido un tormentoso romance con el capitán de policía Shalvá Museliani, quien no solo resultó tener algunos problemas con la justicia, sino que era un hombre casado y con una hija.

Museliani después se divorció de su esposa, pero, contrariamente a lo anhelado por Kabáyeva, no se casó con ella y comenzó una relación con una actriz.

En 2007 la gimnasta terminó oficialmente su carrera deportiva y se convirtió en diputada rusa, pero dejó el congreso el año pasado para pasar a encabezar el consejo de directores del más importante grupo mediático privado proKremlin.

Putin respondió, distendido y con humor, a una pregunta sobre su vida de soltero y relató que un alto dirigente alemán le había preguntado si tenía un amor y si era amado, y a ambas preguntas respondió que sí.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído