El primer ministro de Gales, Mark Drakeford, anunció que “todas las personas que se encuentren en el país deberán quedarse en casa”

Las estrictas restricciones de Reino Unido afectarán a casi seis millones de personas

Manchester pasará al nivel más alto de riesgo en el sistema de alerta mientras que Gales iniciará un confinamiento que se extenderá hasta el 9 de noviembre

Las estrictas restricciones de Reino Unido afectarán a casi seis millones de personas
Londres PD

Las estrictas restricciones de Reino Unido siguen extendiéndose.

Casi seis millones de británicos tendrán que vivir bajo estas medidas para contener la propagación del COVID-19, al entrar en vigor un confinamiento de 17 días en Gales y el cambio al nivel más alto de riesgo en áreas del norte de Inglaterra.

La zona metropolitana de Manchester, donde viven 2,8 millones de personas, pasó al nivel más alto de riesgo, en el que también se encuentran Liverpool y Lancashire, en el norte de Inglaterra, mientras que South Yorkshire cambiará a ese mismo estado.

El nivel riesgo 3 implica que los “pubs” y bares deberán cerrar a menos que sirvan comida, así como casinos, salas de bingo y otros lugares de entretenimiento, mientras que estarán prohibidas las reuniones de personas que no vivan bajo el mismo techo.

Gales, por su parte, con 3,1 millones de habitantes, empezará esta tarde un confinamiento de 17 días.

El primer ministro de Gales, Mark Drakeford, anunció que “todas las personas que se encuentren en el país deberán quedarse en casa”.

«La única excepción la constituirán los trabajadores considerados críticos y aquellos en empleos en los que trabajar desde casa no es posible”, aseguró el jefe de Gobierno.

Para justificar su decisión, explicó que si su gabinete no introdujera normas ante la situación actual, la propagación del coronavirus continuaría “acelerándose y representaría un auténtico riesgo para los servicios sanitarios”.

“A menos que adoptemos medidas ahora no seremos capaces de poder atender a las personas que se pongan extremadamente enfermas”, añadió Drakeford.

El Gobierno británico anunció un incremento de las ayudas a las empresas en riesgo de quiebra por las restricciones derivadas de la pandemia.

El ministro de Economía, Rishi Sunak, expuso en la Cámara de los Comunes los cambios a su programa de apoyo al empleo, que entrará en vigor el 1 de noviembre cuando finalice el plan de ayudas introducido durante el confinamiento en marzo, en el que el Estado pagaba un 80% del salario (hasta un tope) de los empleados de empresas obligadas a clausurar.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído