EL REY ALAUITA APROVECHA LA DEBILIDAD DEL SOCIALISTA PEDRO SÁNCHEZ Y ESTA APRETANDO

España convoca de urgencia a la embajadora de Marruecos tras reivindicar Ceuta y Melilla el primer ministro alauita

Marruecos ataca la integridad de España: Ceuta y Melilla "son marroquíes como el Sáhara"

España convoca de urgencia a la embajadora de Marruecos tras reivindicar Ceuta y Melilla el primer ministro alauita
Mohamed VI, Rey de Marruecos. PD

En La Moncloa andan como pollos sin cabeza. Se han quedado pasmados Pedro Sánchez y sus gurús, sorprendidos una vez más por la osadía de Mohamed VI, que fiel a su instinto trata de aprovechar la debilidad del líder socialista.

El Gobierno PSOE-Podemos ha convocado de urgencia a la embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich, para pedirle aclaraciones sobre las declaraciones del primer ministro marroquí, Saadeddine El Othmani, en las que ha defendido que Ceuta y Melilla «son marroquíes como el Sáhara».

Rabat lleva una década avanzando los planes del rey Mohamed VI para conseguir implantar una cosoberanía con las ciudades españolas de Ceuta y Melilla en territorio africano, como deseaba su padre Hassan II.

La reacción del Gobierno se produce tras los llamamientos de la oposición para reivindicar con contundencia la españolidad de ambas ciudades autónomas enclavadas en el norte de África.

Y este hecho es el último de una serie de desencuentros en los últimos tiempos marcados por la llegada de inmigrantes ilegales a Canarias, la suspensión de la cumbre hispano-marroquí por parte de Rabat a escasos días de que se celebrara o el desplante de vicepresidente Pablo Iglesias al jalear la causa saharahui.

INFRAESTRUCTURAS EN EL NORTE

Marruecos lleva una década construyendo en los márgenes de las fronteras de España para rodear a las ciudades autónomas y así obligar a sentarse a negociar al Gobierno de Madrid.

Las mega infraestructuras en el norte de Marruecos empiezan a ser realidad una década después de que los planes se publicasen en el Boletín Oficial de Marruecos (BOM). Por eso el gobierno magrebí puso fin a la aduana comercial con Melilla por el paso de Beni Ensar el 1 de agosto de 2018, terminó con el comercio atípico por el paso de Barrio Chino con el cierre de las fronteras terrestres el 13 de marzo por la pandemia, y ahora quiere llegar más lejos apagando la comunicación aérea con la ciudad autónoma española.

CONFUSIÓN EN LA MONCLOA

La secretaria de Estado de Asuntos Exteriores, Cristina Gallach, ha trasladado a la embajadora que el Ejecutivo español «espera de todos sus socios respeto a la soberanía e integridad territorial» de España, según ha informado el Ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado.

Las palabras de El Othmani y la convocatoria de la embajadora, una forma de protesta diplomática, se producen a pesar de que ambos gobiernos insisten en que las relaciones son excelentes y estrechas, algo que los dos han reiterado en los últimos días tras aplazar la cumbre bilateral del pasado 17 de diciembre por la situación generada por la Covid-19.

En concreto, el primer ministro de Marruecos defendió durante el fin de semana que las dos ciudades autónomas españolas «son marroquíes como el Sáhara», después de que el pasado 10 de diciembre el presidente estadounidense, Donald Trump, reconociera la soberanía del reino sobre el Sáhara Occidental.

En una entrevista concedida a una cadena egipcia, de la que se hacen eco los medios marroquíes, El Othmani ha reconocido que en lo relativo a los dos enclaves españoles «el statu quo dura ya cinco o seis siglos». En este sentido, ha considerado que «llegará el día en que vamos a reabrir el asunto de Ceuta y Melilla, territorios marroquíes como el Sáhara».

No obstante, el primer ministro marroquí ha conseguido que no es el momento de abordar esta cuestión con el Gobierno español.

«Primero hay que arreglar definitivamente el conflicto del Sáhara, que es nuestra prioridad absoluta», ha subrayado, según recoge el diario L’Opinion.

Las palabras del primer ministro de Marruecos han generado críticas entre varios partidos de la oposición, entre ellos el líder del PP, Pablo Casado, que ha instado al Gobierno español a «responder de inmediato» porque la soberanía española de las dos ciudades autónomas y la integridad territorial nacional «es irrenunciable».

El líder de la oposición ha afeado a Sánchez la falta de respuesta ante semejantes desafíos a escala internacional. Pablo Casado asegura que la soberanía de Ceuta y Melilla «es irrenunciable» y ha afeado la falta de iniciativa y liderazgo del Ejecutivo socialcomunista en la crisis abierta con Marruecos.

También Vox ha reclamado una «respuesta contundente» y ha criticado la «cobardía» del Gobierno ante las «pretensiones expansionistas de la tiranía marroquí», que «son un peligro» para la soberanía española. «El enemigo huele el miedo y la cobardía de este Gobierno», ha señalado Vox en un mensaje publicado en la red social Twitter.

Postura sobre el Sáhara

Según el primer ministro de Marruecos, la coyuntura geopolítica actual es cada vez más propicia para forjar la confianza mutua con España que, en su opinión, ha cambiado de forma palpable su postura respecto al Sáhara, alineándose con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Tras el anuncio de Estados Unidos de que reconocía como marroquí el Sáhara Occidental, la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, sostuvo que la solución al problema del Sáhara Occidental «no depende de la voluntad o de una acción unilateral de un país, por muy grande que este país sea», sino que «el centro de gravedad está en la ONU».

Asimismo, la ministra se ha remitido a las resoluciones del Consejo de Seguridad para resolver la cuestión del Sáhara. La ONU considera a la antigua colonia española un territorio no autónomo.

Desde 1991 una misión militar de la organización, la MINURSO, supervisa el alto el fuego entre Marruecos y el Polisario.

La misión se renueva cada año, y acaba de serlo hasta el 31 de octubre de 2021.

España y Marruecos iban a celebrar a mediados de diciembre una Reunión de Alto Nivel (RAN) que ha sido aplazada a febrero de 2021 en Rabat, con la falsa excusa de la pandemia de coronavirus.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído