Los conductores denuncian que no pueden comprar alimentos, ni asearse

Máxima tensión en Reino Unido: miles de camioneros varados se alzan e intentan salir del país antes de Navidad

La demora en los testeos y el cierre de fronteras provocado por la nueva cepa dejó a los conductores inmovilizados que se han quedado sin paciencia

Máxima tensión en Reino Unido: miles de camioneros varados se alzan e intentan salir del país antes de Navidad
Cierre fronteras por la nueva cepa del COVID PD

Reino Unido está en un estado de máxima tensión por el impacto de la nueva cepa del coronavirus y el ‘alzamiento’ de los camioneros varados por el cierre de las fronteras.

En el puerto inglés de Dover se vivió un choque entre conductores y autoridades, después que una prohibición parcial de viaje impuesta por Francia para contener una variante de coronavirus altamente infecciosa enfureciera a miles de transportistas varados antes de Navidad.

Decenas de camioneros que intentaban llegar a sus hogares en el continente intentaron abrirse paso entre los oficiales que custodiaban el puerto. Cientos dejaron sus vehículos y caminaron hasta la entrada del puerto, abucheando y silbando. Se escucharon algunos gritos en inglés: “Abran la frontera”, “Solo queremos ir a casa” y “¡Qué te jodas, Boris!”, según mostraron imágenes de televisión.

También hubo algunas riñas entre los conductores, enojados porque no podrán regresar a casa con sus familias antes de Navidad, y un pequeño número de oficiales de policía.

Algunos conductores mostraron a la policía resultados de pruebas por COVID-19 aparentemente negativos, pero un oficial dijo que muchos de ellos eran “hojas de pruebas falsas”.

París y Londres acordaron que los conductores con un resultado negativo en la prueba podrían abordar los transbordadores a Calais, después de que gran parte del mundo cerró sus fronteras a Gran Bretaña para contener la nueva variante mutada de SARS-CoV-2.

Un ministro británico dijo que las fuerzas armadas comenzarían a testear a los conductores, pero advirtió que tomaría tiempo despejar la ruta comercial más importante de Gran Bretaña para los alimentos apenas unos días antes de que el país abandone la Unión Europea.

Las colas de camiones se formaron en la autopista hacia el Eurotunnel, el túnel submarino que conecta Reino Unido y Francia, y Dover, en el condado sureste de Kent, mientras que otros miles se han estacionado en el vecino aeropuerto de Manston, a unos kilómetros de distancia, donde se llevan a cabo los testeos.

A pesar de que las autoridades han recomendado a las empresas de transporte que dejen de enviar mercancías hacia Francia hasta que se despejen las carreteras, los camiones han continuado llegando a los colapsados aparcamientos, donde algunos conductores se han visto obligados a dormir las dos últimas noches.

Según las cifras oficiales ofrecidas por la ministra de Interior británica, Priti Patel, unos 650 camiones han quedado parados en la autopista, mientras que otros 870 se encuentran en aparcamientos cercanos.

Las autoridades locales del condado de Kent, sin embargo, han asegurado que hay al menos 2.200 aparcados en una instalación temporal, mientras que otros 632 están retenidos en la autopista.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído