Todos los que lleguen al país deberán presentar una prueba negativa de COVID-19 y mantener una cuarentena

Reino Unido aislará en hoteles y vigilará con cámaras y GPS a los viajeros que lleguen al país

El secretario de Relaciones Exteriores confirmó que están analizando la medida, con gastos a cuenta de los visitantes

Reino Unido aislará en hoteles y vigilará con cámaras y GPS a los viajeros que lleguen al país
Boris Johnson PD

Reino Unido aumentará al máximo las medidas de prevención para evitar que los viajeros aumenten el número de contagios del COVID-19.

El gobierno británico dijo que contempla la opción de pedir a todos los visitantes que lleguen al Reino Unido aislarse en hoteles, reforzando las nuevas medidas contra la pandemia que entrarán en vigor en las próximas horas.

A partir del lunes 18 de enero, todas las personas que lleguen al Reino Unido necesitarán un test negativo de COVID-19 y tendrán que mantener una cuarentena.

Esa norma se suma a la instaurada el viernes, cuando comenzó el veto de viajes desde Sudamérica y Portugal, para evitar la importación de una nueva cepa del coronavirus detectada en Brasil.

Sin embargo, las autoridades contemplan reforzar estas restricciones, según afirmó el periódico The Sunday Times, instando a los viajeros a autoaislarse en hoteles.

Los gastos correrían a su cuenta y tendrían que utilizar el GPS y tecnologías de reconocimiento facial para garantizar que respetan la cuarentena.

Los pasajeros serían conducidos a los alojamientos directamente desde el aeropuerto de llegada, y deberían cumplir con un aislamiento estricto de dos semanas, según los planes esbozados.

“Se tiene que ver su vialibilidad (…) pero necesitamos ver esto con cuidado, en base a la experiencia en otros países”, dijo el secretario de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, en la BBC.

Este tipo de medidas ya está en vigor en otros países, como Australia o Nueva Zelanda.

“Habrá controles en casa, habrá controles en la frontera. Creo que es la medida más eficaz que podemos tomar en este momento”, añadió. “Lógicamente estamos examinando otros posibles medidas, pero tienen que ser viables”.

Además de la posibilidad de obligar a cumplir la cuarentena en hoteles, el Gobierno británico estudia otros planes para incrementar la vigilancia sobre las personas que deben estar en aislamiento.

Uno de ellos es similar a las medidas que ha puesto en marcha Polonia, según indica The Times, donde cada persona es contactada una vez al día y debe enviar una fotografía de sí misma en la localización donde ha decidido estar en cuarentena.

Un programa informático de reconocimiento facial y los datos de localización GPS de la imagen permiten comprobar que el aislamiento se está llevando a cabo de manera adecuada.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído