En la carta de la Eurocámara también se incluye a Marlaska

El Parlamento Europeo pide explicaciones a Pablo Iglesias por los abusos a menores tutelados en Baleares

En la misiva oficial, exige explicaciones detalladas a ambos miembros del Gobierno PSOE-Podemos sobre qué medidas y soluciones han adoptado sus ministerios para erradicar el caso y proteger a los niños 'tutelados' de Baleares

El Parlamento Europeo pide explicaciones a Pablo Iglesias por los abusos a menores tutelados en Baleares
Fernando Grande-Marlaska y Pablo Iglesias. PD

Un sopapo en toda regla. Y el recuerdo de que Pablo Iglesias, aunque se puso de lado como siempre, es responsable de lo que pasó con las menores.

El Parlamento Europeo ha pedido por carta al vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, así como al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, que respondan por los casos de abusos a menores tuteladas en Baleares.

En concreto, Bruselas exige explicaciones detalladas a ambos miembros del Ejecutivo sobre qué medidas y soluciones han adoptado sus ministerios para erradicar el caso y proteger a los menores.

A través de dos cartas, la Comisión de Peticiones de la Eurocámara informa a las dos carteras del Gobierno de Pedro Sánchez de la apertura de una investigación a raíz de la queja de un ciudadano de Ibiza, según ‘El Mundo’.

La Comisión de Peticiones, dirigida por la popular Dolors Montserrat, se ha dirigido así a ambos ministros para comunicarles que se ha admitido a trámite este asunto.

La Comisión de Peticiones del Parlamento, se encarga de velar porque se cumpla la legislación comunitaria en todos los países

Y proseguirá con la investigación cuando reciba la contestación del Gobierno y estudia la posibilidad de enviar una comitiva a Baleares para investigar el asunto.

De esta manera, se ha acordado pedir a las autoridades competentes del Ejecutivo de coalición y el Govern balear que expliquen qué medidas han adoptado y qué soluciones están dando.

La Comisión proseguirá con la investigación cuando reciba la contestación del Gobierno y estudia la posibilidad de enviar una comitiva a Baleares para investigar el asunto.

CRONOLOGÍA DE UN HORROR

El pasado noviembre de 2020, Carmen Morales Puisegur, recontruyó en El Mundo el desgobierno que precedió el escándalo, por el que Europa pide ahora explicaciones a Pablo Iglesias.

«No hubo nadie al frente de menores durante meses». Así lo asegura una fuente interna del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (Imas), que señala un periodo de casi medio año de vacío en puestos de responsabilidad en el área de Infancia y Menores tras las elecciones del 24 de mayo de 2015.

Una vez ocupados los cargos, algunos fueron abandonados al año y crearon otro nuevo vacío que acentuó el descontrol de los menores tutelados. Este desgobierno detonó la creación de la red de explotación sexual de estos menores,subraya este testimonio. Así, el Pacte de Progrés formado por PSOE, Més per Mallorca y Podemos no nombró a una directora Insular de Menores hasta el mes de julio, un jefe de servicio de Menores hasta el mes de octubre y una directora de Centros también hasta ese mismo mes de octubre.

Esta fuente interna del Imas remarca el descontrol como el germen de la creación de la red explotación de menores tutelados. «Las actuaciones en el área de menores son diarias. Piensa que cada día hay varios arrestos, menores que se fugan, peleas familiares con repercusiones en los menores. Cada día, cada día hay que tomar numerosas decisiones», subraya, «y durante meses, tras ganar las elecciones el Pacte, esos puestos de gran responsabilidad estuvieron vacíos».

Según este conocedor del Imas, la situación de descontrol superó a la primera directora insular de Menores nombrada por el Pacte, Beatriz Morales, que renunció poco después de cumplir un año en el puesto. «Morales no fue capaz de cerrar el contrato de la finca de Can Sec y no tuvo dónde alojar a los 15 menores tutelados del centro», explica, «al final, solo pudo encontrar un lugar cerca de Es Secar de la Real». En este traslado a Palma, sitúa esta fuente el germen de la creación de la red de explotación sexual de menores tutelados. «Ahí empieza el problema. Antes se escapaban y hacían lo que querían, claro, son menores problemáticos. Pero no estaban organizados», remarca, «tenerlos alejados en el pueblo les frenaba».

«SIN NADIE AL FRENTE DE LOS CENTROS»
«Los menores se encuentran ya en Palma e, inmediatamente, se reúnen con sus homólogos de la ciudad. ¿Quiénes? Pues el ‘quinquineo’ de la ciudad. Los vecinos de Es Secar de la Real se quejan porque notan el aumento del ‘pandilleo’ organizado. No hay nadie al frente de los centros», insiste.

El traslado de ese centro se hace efectivo el 15 de enero de 2017. Frustrados los intentos de Beatriz Morales de comprar la finca de Can Sec, el centro aterriza en un viejo convento situado en el Camí de la Real, en Son Espanyol. El rotativo ‘Diario de Mallorca’ recogía poco después quejas de los trabajadores sobre las insuficiencias de las instalaciones.

«No había nadie al frente de menores», reitera este conocedor de la entidad. Las elecciones se ganan un 24 de mayo y arrebatan el Consell de Mallorca al PP y Catalina Cirer abandona la presidencia del Imas. El presidente del Consell de Mallorca, el ecosoberanista Miquel Ensenyat, pone al frente del IMAS a su compañera de partido Margalida Puigserver y que actualmente es regidora de Bienestar Social en Algaida, su localidad natal a la que siempre ha estado fuertemente vinculada. Puigserver, según su Linkedin, había trabajado durante una década en distintos puestos de Recursos Humanos de la hotelera Barceló.

En 2013, tiene colaboraciones como «coach educativo especializado en Adolescentes y Familias». Con este currículo, en 2015 se pone al frente de una entidad como el Imas, que en 2016 pasaría a manejar un presupuesto de 155 millones de euros, un 38,8% del total de los fondos del Consell de Mallorca. Bajo su batuta queda la asistencia a discapacitados, tercera edad, infancia e inclusión social.

El nombramiento de Beatriz Morales como directora insular de Menores se anuncia el 20 de julio de 2015. «Empezó a funcionar 4 meses después de las elecciones, pero no por culpa suya. Fue el tiempo que se tardó en designar a alguien», advierte esta fuente.

En el BOIB del 29 de septiembre de 2016, se recoge que presentó su renuncia el 21 de septiembre de 2016. Poco más de un año en el puesto. Posteriormente, aparece en bolsines para optar a una plaza de trabajadora social en la institución. «Pero Morales no había cogido vacaciones y agosto no lo trabajó», añade este testimonio. En la web del Imas, se ha localizado su presencia en dos actos públicos el 3 y 13 de agosto. Reaparece el 28 de agosto de 2015 en la inauguración de un huerto ecológico.

«Morales procedía del ámbito del socialista Jaume Garau, empresario vinculado al tercer sector. Creo que su experiencia era de técnica informática, se encargaba del ‘hardware’ y el funcionamiento de los equipos», revela. Así, en su Linkedin, Morales asegura que tiene un grado de Educación Social por la Uned y otro en Ingeniería Informática por la UOC.

Entre su trayectoria profesional, cita 4 años como técnica informática en Intress y 4 años más en la Fundació Sant Joan de Déu. Con esta experiencia, se puso al frente de la Dirección Insular de Menores y Familia.

MORALES OMITE SU PASO POR EL IMAS
En su perfil de Linkedin, Morales omite su paso al frente de este cargo en el Imas. Su experiencia laboral salta a febrero de 2018 para citar un puesto de técnico microinformático y actualmente, uno de ‘junior network engineer’ en Plexus Tech.

El socialista Garau, por su parte, aterrizó en 2015 en el Parlament de la mano de la presidenta Francina Armengol. En su larga trayectoria, figuran cargos de responsabilidad en el ámbito privado y público vinculado al sector social. Así, Garau fue responsable del departamento de calidad de Intress entre 1998 y 2007, empresa por la que había pasado Morales.

Antes de renunciar al puesto tras el fracaso de la compra de Can Sec, Morales inició los trámites para pactar una subida salarial para equiparar los salarios de los trabajadores de los centros de menores concertados a los públicos. Una responsable de prensa del Imas ha confirmado a este diario que Morales inició este trámite. «No sólo supuso una subida salarial a los trabajadores de los centros concertados. También se pactaron medidas de mejoras en esos centros», explica la portavoz del Imas.

«La subida fue al menos de 600 euros por trabajador, así lo cerró Morales antes de irse», asegura esta fuente. El Imas no ha precisado el incremento de la subida salarial, pero cifra «en un aumento de 4 o 5 millones de euros» la aplicación del acuerdo iniciado por Morales y que entró en vigor a finales de 2018. De esos «4 o 5 millones, sólo una parte» está destinada a sufragar la subida salarial de los trabajadores.

La militante de Podemos Magdalena Gelabert recogió el testigo de Morales. «Gelabert entendió pronto lo que sucedía e intentó solucionarlo y la honra. Pero el descontrol era absoluto», sostiene esta fuente. Porque no sólo se trataba, según este testimonio, de una antecesora en el puesto desnortada, ya que cargos como el Jefe de Servicio de Menores y la Dirección de Hogares de Menores habían sufrido la misma deriva que la dirección.

«Gelabert se percata de la red de menores explotadas y, al menos, elabora un protocolo. No sirvió de mucho pero lo intentó», defiende este testimonio. Pero la situación heredada ya era grave. «En noviembre de 2017, ya se sabe dónde se reúnen los jóvenes, se identifican plazas donde intercambian droga y se observan algunos casos de prostitución. «¡No se hacía nada!», exclama esta fuente, «lo recuerdo con los pelos de punta. No se hace nada porque no había directores en los centros, una directora insular ausente y que tardó mucho en llegar», asegura.

EL IMAS DESMIENTE VACÍOS EN SU GESTIÓN
Este rotativo contactó el pasado jueves al Imas para poder hacer preguntas sobre estos temas. El viernes, un responsable de prensa devolvió la llamada y afirmó que ningún responsable hablaría con este diario y que se podían plantear preguntas por escrito al responsable de prensa. Así, este portavoz desmintió vacíos de poder. «Siempre ha habido a alguien al frente de los departamentos», fue la respuesta. Respecto al vacío los cargos, que en el caso de la dirección insular oficialmente fue de tres meses, «la responsabilidad política la asume el conseller. La responsabilidad técnica del Jefe de Servicio, el que estaba en funciones». Respecto a la experiencia laboral de Morales, el Imas asegura que «tenía bastante. Había trabajado con menores con problemas conductuales y centros concertados del Imas».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído