El zar del Kremlin acusa a Europa de estar en manos de 'progres'

Vladimir Putin: «La UE creó las condiciones para atraer a cientos de miles de migrantes y ahora busca culpables»

Asegura que Moscú no es responsable de la crisis migratoria que se vive en la frontera entre Bielorrusia y Polonia

Vladimir Putin: "La UE creó las condiciones para atraer a cientos de miles de migrantes y ahora busca culpables"
Putin y la inmigración ilegal hacia Europa. PD

Vladimir Putin lo tiene claro: Europa se puso en manos de los ‘progres’ y ahora paga bel precio de su estupidez.

El presidente ruso considera que los países europeos «son culpables» de la situación con los migrantes en la frontera bielorruso-polaca «tanto por motivos políticos, como por militares y económicos».

En una entrevista con el canal Rossiya 1, el mandatario asegura que en Europa «han creado las condiciones para que miles y cientos de miles de personas se dirijan ahí», pero «ahora buscan a los culpables para eximirse de la responsabilidad por los actuales acontecimientos».

Putin ha subrayado que Moscú no tiene nada que ver con la crisis fronteriza y ha vinculado las acusaciones lanzadas contra Gobierno ruso al «deseo de cargar a los demás con la propia culpa».

«Cuando escuchamos las declaraciones o las acusaciones dirigidas contra nosotros, quiero decirles a todos: ocúpense de sus propios problemas internos, no deleguen en nadie sus propios asuntos, que deben ser tratados por sus respectivas instituciones correspondientes».

En todo caso, Putin recalcó que su país está dispuesto a facilitar la solución a la complicada situación, si en algo depende de las autoridades rusas.

La crisis en la frontera entre Bielorrusia y Polonia se desató debido al flujo de indocumentados originarios de Oriente Medio.

Actualmente, más de 3.000 personas se congregan en la zona fronteriza, adonde han llegado, pese a la amenaza del invierno inminente, con la esperanza de poder entrar en el territorio europeo.

Alrededor de 500 de los migrantes son niños.

El mandatario ruso expresó este sábado su preocupación por el estado de los niños en la frontera, donde las temperaturas nocturnas se sitúan ya por debajo de cero, al tiempo que cuestionó el comportamiento de los guardafronteras polacos que -dijo- no encaja en las ideas de humanismo declaradas por los políticos occidentales.

«Cuando los guardafronteras polacos golpean a estos migrantes, disparan por encima de sus cabezas con armas de fuego, ponen sirenas y dirigen cañones de luz hacia su campamento, donde se encuentran niños y mujeres en sus últimos meses de embarazo, esto no se corresponde con las ideas de humanismo en las que, supuestamente, se basa la política de nuestros vecinos occidentales».

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído