Es la primera vez que el premier admite haber estado en la reunión realizada en su residencia en mayo de 2020

La ‘resaca’ política de Boris Johnson: Pide disculpas por realizar una fiesta en plena pandemia

En medio de pedidos de renuncia, argumentó que fue una “reunión de trabajo” y pidió aguardar al informe oficial sobre el caso

La ‘resaca’ política de Boris Johnson: Pide disculpas por realizar una fiesta en plena pandemia
Boris Johnson PD

Boris Johnson está atravesando una gran ‘resaca’ política.

El primer ministro británico confirmó que estuvo brevemente en una fiesta organizada en los jardines de Downing Street durante el confinamiento, afirmando creer que se trataba de un encuentro de trabajo, y pidió disculpas ante el parlamento.

“Me quiero disculpar. Sé que millones de ciudadanos de este país han hecho sacrificios extraordinarios durante los últimos 18 meses. Sé la angustia por la que han pasado, sin poder llorar a sus familiares, sin poder vivir su vida como querían o hacer las cosas que les gustan”, afirmó el líder tory, que reiteró que “debería haber hecho las cosas de manera diferente”.

La comparecencia ante el Parlamento del líder conservador, de 57 años, era muy esperada tras las nuevas revelaciones de que él y sus altos funcionarios violaron las restricciones de covid al celebrar una fiesta con tragos, y en momentos en que se multiplican los titulares condenatorios de la prensa y crece la ira del público.

Johnson dijo asumir la “responsabilidad” de los “errores” cometidos y pidió aguardar al informe oficial sobre el caso, a lo que el líder de la oposición, el laborista Keir Starmer, respondió llamándole a dimitir como han hecho en el pasado sus colaboradores que infringieron las reglas sanitarias contra el coronavirus.

“Ahí lo tenemos… el patético espectáculo de un hombre que perdió el rumbo”, dijo Starmer. “Su defensa, que no se dio cuenta de que estaba en una fiesta, es ofensiva para el público británico… ¿Ahora va a hacer lo decente y renunciar?”.

Ian Blackford, líder del Partido Nacional Escocés en Westminster, también pidió la renuncia del primer ministro y apeló a los conservadores para removerlo del cargo.

“Si el primer ministro no tiene sentido de la vergüenza, los diputados conservadores deben actuar para destituirlo”, dijo.

El mismo pedido lo hicieron varios otros parlamentarios que tomaron la palabra, incluido Ed Davey, líder del partido Liberal Demócrata.

El primer ministro desvió sin embargo las demandas de la oposición de su renuncia y pidió esperar los resultados de la investigación de la alta funcionaria Sue Gray, que determinará si el Gobierno rompió las estrictas normas impuestas para contener la pandemia.

El asediado líder había estado en silencio desde que se filtró un correo electrónico el lunes por la noche en el que un alto funcionario invitaba a más de 100 colegas a un evento al aire libre en mayo de 2020, alentándolos a “llevar su propia bebida”.

Testigos anónimos citados en los medios habían revelado que Johnson y su esposa Carrie asistieron a la reunión en el jardín de su residencia y oficina de Downing Street, aunque hasta la fecha el “premier” había evitado confirmar esto.

La fiesta se llevó a cabo en medio del primer confinamiento estricto del país, cuando el gobierno ordenaba a los ciudadanos no reunirse, ni siquiera al aire libre, y se imponían estrictas restricciones a las reuniones sociales, incluidos los funerales, y altas multas para quienes las violaban.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído