El ministro iraní de Exteriores y el director del OIEA trataron el contencioso nuclear iraní en Viena

El ministro iraní de Exteriores y el director del OIEA trataron el contencioso nuclear iraní en Viena
. Agencia EFE

El ministro iraní de Exteriores, Manoucher Mottaki, se reunió hoy en Viena con el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, con quien trató sobre una propuesta para suministrar combustible a Irán de forma que Teherán pueda desistir de enriquecer uranio.

«La reunión brindó una oportunidad para discutir asuntos sobre las relaciones del OIEA con Irán, incluida la implementación del acuerdo de salvaguardia (controles) del Tratado de No Proliferación (TNP) de armas nucleares» por parte de Irán, señaló la portavoz del OIEA, Gill Turdor, tras confirmar el encuentro.

Añadió que Amano y Mottaki trataron asimismo sobre «el suministro de combustible para el Reactor de Investigación de Teherán», e intercambiaron opiniones sobre sus posibles modalidades de llevarlo a la práctica.

El asunto del suministro de combustible para dicho reactor alude a una propuesta presentada el pasado 21 de octubre por el entonces director general del OIEA, Mohamed El Baradei, para que Irán deje de enriquecer uranio.

La idea es que Teherán permita que el 70 por ciento de su uranio poco enriquecido sea trasladado al exterior para su ulterior procesamiento como combustible, que necesita para el reactor de investigación.

La negativa hasta ahora de Irán a abandonar sus actividades de enriquecimiento de uranio es la razón principal por la que las potencias occidentales favorecen establecer sanciones a Teherán, ya que esa actividad, a pesar de ser lícita, puede usarse para fines bélicos, y su práctica no ayuda a disipar las sospechas de que intenta desarrollar armamento nuclear.

Mottaki fue recibido hoy también por el ministro austríaco de Exteriores, Michael Spindelegger, en una visita bilateral que ha sido criticada por Estados Unidos, que la considera inoportuna en estos momentos en que Washington busca el consenso de los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU para imponer nuevas sanciones al régimen iraní.

El viaje de Mottaki se enmarca en un esfuerzo diplomático por contactar con los miembros no permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (unos de los cuales es Austria), para conseguir que no apoyen las sanciones.

Por su parte, Spindelegger dijo en rueda de prensa, tras reunirse con Mottaki, que instó a Irán a cooperar más con la comunidad internacional para disipar las sospechas sobre las intenciones de su programa nuclear y advirtió de que, de lo contrario, «el tren va en dirección a las sanciones».

«Queremos un claro cambio de dirección por parte de Irán, tanto en el asunto nuclear como en el de los derechos humanos. Queremos garantías de que el programa nuclear de Irán sólo sirve para fines civiles. La necesidad de demostrarlo, para restaurar la confianza internacional, la tiene Irán», explicó el ministro austríaco.

Reconoció que Mottaki le comunicó hoy «algunas novedades» que se deberán estudiar, y anuncio que mañana informará de lo hablado con su homólogo iraní a sus colegas de la Unión Europea.

Mottaki insistió, en la rueda de prensa conjunta con Spindelegger, en el derecho que tiene su país a desarrollar la tecnología atómica y destacó que, como señal de «buena voluntad», Teherán está dispuesto a negociar la citada propuesta del OIEA sobre el uranio enriquecido.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído