Reino Unido pide a Irán que impida la lapidación de Ashtiani, la madre de dos niños condenada por adulterio

Reino Unido hizo hoy un llamamiento para que Irán detenga la ejecución por lapidación de Sakineh Mohammadi-Ashtiani, una mujer de 43 años y madre de dos hijos condenada por adulterio.

Sakineh Mohammadi Ashtiani, se enfrenta a una muerte inminente por lapidación después de que un segundo tribunal en Irán la declarara culpable de adulterio durante su matrimonio, según informó hoy Human Rights Watch (HRW).

El secretario de Estado del Ministerio de Asuntos Exteriores y de la Commonwealth, Alistair Burt, declaró estar «profundamente horrorizado por las informaciones sobre la inminente ejecución por lapidación de la señora Sakineh Mohammadi-Ashtiani», según un comunicado de la Embajada británica en Madrid.

Burt añade que «la lapidación es un castigo medieval que no tiene lugar en el mundo moderno» y que «el uso continuado de este tipo de castigo en Irán demuestra un flagrante desprecio por los derechos humanos» al igual que considera que Mohammadi-Ashtiani ya ha sufrido «el vergonzoso castigo de noventa y nueve latigazos por adulterio» y su ejecución «indignaría y horrorizaría a un mundo que está observando.»

Se trata de la segunda sentencia condenatoria contra Ashtiani, que fue declarada culpable en mayo de 2006 de haber mantenido una «relación ilícita» con dos hombres tras la muerte de su marido, por lo que recibió 99 latigazos.

En septiembre de 2006, durante el juicio a un hombre acusado de matar al esposo de Ashtiani, otro tribunal reabrió el caso de adulterio por hechos que presuntamente tuvieron lugar durante el matrimonio de la mujer condenada, que negó la acusación de adulterio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído